La impresión 3D salva a los animales

1 Feb 2016

La impresión en 3D es una tecnología única que permite reproducir casi cualquier cosa de forma muy precisa. Además, se puede imprimir objetos usando materiales muy diversos como: plástico, metal, cera, etc. Los fabricantes ya no tienen que recalibrar sus herramientas o crear prototipos de forma manual. En su lugar, pueden usar impresoras 3D. De esta forma, se puede producir casi cualquier cosa a su tamaño correspondiente: juguetes para niños, pizza para los astronautas, zapatos de tacón alto para los hackers o prótesis médicas para los humanos y los animales.

printed-animal-prosthetic-featured

El uso de la industria de la impresión en 3D no es tan solo un acto de caridad, sino también una manera de mostrar la plena capacidad de la tecnología. Los ingenieros y los médicos usan las impresoras 3D para hacer prótesis para los animales, así como férulas, moldes/escayolas y otros materiales médicos. Cuando un paciente se recupera, se pueden reutilizar.

Patas de perro nuevas

El perro Derby nació con las extremidades delanteras subdesarrolladas, por lo que solo podía arrastrarse. Sus primeros dueños le abandonaron, pero, afortunadamente, pronto se encontró con Tara Anderson, jefa de 3D Systems. Ella adoptó a Derby y lo convirtió en “la imagen” de la tecnología de impresión 3D; el personal cualificado de 3D Systems desarrolló e imprimió un conjunto personalizado de piernas ortopédicas. ¡Y Derby las aceptó con gusto! Pronto aprendió a correr. De hecho, le gustaron tanto que ahora corre casi 5 km todos los días con su nuevo amo, el marido de Tara.

El modelo de prótesis que utiliza Derby actualmente no es el primero que se creó: de hecho, 3D Systems creó varias versiones. El modelo inicial era demasiado bajo y Derby no podía mantener la espalda recta. Esta postura aumentaba la carga de la columna vertebral y podría haberle causado varios daños. Las prótesis más grandes no resolvían el problema, tan solo lo complicaban aún más. El personal de 3D Systems tuvo que cambiar el diseño por completo, elegir un nuevo material y crear un modelo, una reproducción funcional de las rodillas de los perros. Las prótesis de Derby resultantes no se parecen a las patas de los perros en nada, sin embargo, Derby las utiliza todos los días con gran entusiasmo.

Tortugas con mandíbula de titanio

La mayoría de las tortugas marinas forman parte de la lista de especies en peligro de extinción, por ello, los científicos intentan salvar a todas las tortugas heridas que pueden. En 2014 una tortuga marina adulta chocó con la hélice de un barco y el resultado fue trágico: se rompió la mandíbula y el pobre animal era incapaz de comer por sí solo.

También fue bastante complicado trasladarla a un ambiente de laboratorio: la tortuga casi no podía tragar y se estaba muriendo de hambre. Por ello, unos especialistas del centro de Investigación, rescate y rehabilitación de tortugas marinas de la Universidad de Pamukkale se asociaron con una empresa turca llamada Btech Innovation con el fin de crear un modelo personalizado de mandíbula de titanio impresa en 3D para la tortuga.

Cabe destacar que la impresión 3D en metal es una de las tecnologías más prometedoras que existen hoy en día. La mayoría de la gente tan solo conoce la impresión 3D en plástico, principalmente en plástico ABS. Los objetos fabricados en plástico con el método de modelado por deposición fundida son baratos pero también frágiles. Además, este método no es muy preciso en la impresión, por lo que no permite crear objetos demasiado complicados como, por ejemplo, la mandíbula de una tortuga.

La impresión 3D en metal sí permite crear objetos sólidos y precisos con gran detalle. Es por esto por lo que se utilizó el titanio para crear esta nueva mandíbula. De hecho, se puso un gran esfuerzo en la invención de una impresora 3D que imprimiera en metal con una gran calidad. Las impresoras modernas utilizan una arcilla de metal que está formada de pequeñas partículas de metal (como plata, oro, bronce o cobre) mezcladas con un pegamento orgánico y agua. Los dos últimos ingredientes se consumen en el momento de la impresión y así es cómo se crea el objeto de metal sólido.

Dos en uno: una obra maestra arquitectónica y un refugio artificial para un cangrejo ermitaño

Los cangrejos ermitaños utilizan el caparazón vacío de otros animales marinos y van cambiándolo de forma frecuente: ya sea porque, al crecer, su hogar actual se les queda pequeño o porque un rival más agresivo les obliga a abandonarlo. La población de cangrejos ermitaños depende en gran medida de la disponibilidad de caparazones, si un cangrejo no encuentra uno a tiempo, es como si estuviera muerto.

La diseñadora japonesa Aki Inomata, combina el arte con el cuidado de los cangrejos ermitaños. Estudió la forma y la estructura favorita de los caparazones que eligen estos cangrejos e imprimió caparazones en 3D con un interior idéntico al de los mejores caparazones marinos, sin embargo, por fuera tienen forma de edificios de cristal: molinos, iglesias y monumentos arquitectónicos. Parece que los cangrejos ermitaños apreciaron su trabajo.

Picos de tucán

Unos adolescentes costarricenses jugaron con un joven tucán y como resultado, el pájaro perdió la parte superior de su pico. Este tipo de lesión solo podía conducir a una muerte lenta y dolorosa: sin sus picos, los tucanes no pueden comer, por lo que terminan muriendo de hambre. Además, sus picos también tienen la función de termorregulación. Por otra parte, las hembras tucán eligen a sus compañeros según el color de sus picos, por lo que esta lesión también dejaba al pobre pájaro sin la oportunidad de poder reproducirse.

Un grupo de voluntarios lanzó una campaña de recaudación de fondos para imprimir en 3D un nuevo pico para el tucán. La gente se solidarizó con esta situación y se consiguió llegar a la cifra de dinero requerida, alrededor de 5.000 dólares, en menos de 48 horas.

Ocurrió una historia similar con un tucán brasileño llamado Tieta. Fue rescatado de una feria ilegal de animales salvajes en Río de Janeiro. Tieta perdió la parte superior de su pico, probablemente por culpa de algún contrabandista que maltrataba al pobre animal.

Los especialistas de tres universidades brasileñas trabajaron codo con codo durante tres meses para desarrollar una prótesis especial impresa en 3D para Tieta. El mayor reto fue crear una prótesis que fuera al mismo tiempo ligera y resistente. El ave tardó unos tres días en darse cuenta de que volvía a tener pico, pero ahora Tieta puede comer sin necesidad de ayuda y hacer todo lo que suele hacer cualquier tucán.

Una pata para un pato

El pato Buttercup tenía la pata izquierda del revés, por lo que sentía mucho dolor y no podía ni andar ni nadar correctamente, hasta que fue trasladado al santuario de aves Feathered Angels y su situación cambió a mejor.

Allí, los veterinarios recomendaron extraer la pata defectuosa, y el fundador del refugio pidió ayuda a la empresa NovaCopy, especializada en la impresión en 3D.

Los especialistas de NovaCopy escanearon la pata izquierda de Minnie, un amigo de Buttercup, y crearon una prótesis para el afortunado pato. Con el tiempo crearon otros modelos, entre ellos, un modelo especial para nadar. Buttercup se convirtió pronto en una estrella de Facebook y en la imagen del refugio Feathered Angels.

Patas de gato

El gato Vincent nació sin las patas traseras, por lo que no podía caminar. Pero la doctora Mary Sarah Bergh de la Universidad Estatal de Iowa, lo adoptó y decidió recurrir a la impresión 3D para hacerle un par de patas nuevas.

Durante un tiempo, Mary no supo cómo ayudar a Vincent, hasta que pidió ayuda a unos compañeros de la empresa Biomedtrix. Juntos crearon e imprimieron unas patas artificiales de titanio para el gato. Normalmente, las prótesis se colocan como una continuación de las extremidades, pero Vincent no tenía patas traseras, por lo que se le colocaron las patas de titanio directamente sobre los huesos, como si crecieran desde el metal. De acuerdo con el plan de tratamiento, las prótesis se irán modificando con el crecimiento del gato, hasta que lleguen a la altura de las patas delanteras. En la actualidad, Vincent tiene ya tres años y puede andar de nuevo.

Este experimento único con las prótesis de titanio de Vincent proporcionó una experiencia muy valiosa que puede usarse en el tratamiento de otros animales que sufren de las mismas dolencias.

Ruedas para perros discapacitados

La conmovedora historia de TurboRoo, el chihuahua, cambió la vida de muchos perros. TurboRoo nació sin patas delanteras. Sus dueños, lejos de abandonarla, le hicieron una silla de ruedas que le ayudara a apoyar el pecho y le facilitara el movimiento. Publicaron esta historia en Internet y, de repente, se hizo viral.

La historia de TurboRoo conmovió a mucha gente, entre ellos, a los especialistas de la compañía 3dyn, que le hicieron un regalo muy especial al cachorro: unas ruedas impresas en 3D. TurboRoo se acostumbró al nuevo dispositivo en muy poco tiempo y ahora puede correr felizmente y con la misma rapidez que el resto de perros.

Aunque TurboRoo fue uno de los primeros cachorros en usar ruedas impresas en 3D, no es el último. Muchos perros heridos han recibido dispositivos similares. Uno de ellos es la chihuahua Daffodil, a quien abandonaron cruelmente en las calles en una caja de cartón. Sus propietarios decidieron abandonarla porque había nacido sin patas delanteras.

Un transeúnte de buen corazón acogió a la cachorra y pidió ayuda a una organización caritativa llamada SFSPCA que le proporcionó unas ruedas especiales a Daffodil. En el siguiente vídeo se ve cómo esta utiliza por primera vez sus ruedas.

Con el paso de los años, la impresión en 3D se vuelve más y más asequible. Aunque no estamos seguros de que las impresoras 3D vayan a estar en los hogares de todo el mundo en un futuro próximo, en poco tiempo todas las personas podrán disponer de un sitio donde imprimir un juguete o una prótesis para su mascota. Simplemente podrán descargar de Internet un modelo en 3D y llevarlo al taller de impresión 3D más cercano, eso es todo. Para ese entonces esta tecnología estará mucho más avanzada y… ¡será maravilloso imaginar todo lo que podremos imprimir en un momento!