¿Te estresan las filtraciones de datos?

Consejos Noticias

La sabiduría popular afirma que las situaciones que más nos estresan son las mudanzas, los divorcios y los despidos. Desde un punto de vista general, el estrés causado por las filtraciones de datos, la gestión de contraseñas y la seguridad de los dispositivos no es un factor importante.

Sin embargo, nuestra última investigación muestra que a los usuarios les estresa cada día más mantener segura toda esa enorme cantidad de información: el 69 % de los encuestados admiten ponerse en tensión cuando escuchan noticias sobre filtraciones de datos y, si tenemos en cuenta que se reportan múltiples brechas de seguridad cada semana, nos encontramos ante un verdadero problema.

Hemos hablado con un par de psicólogos sobre el estrés y por qué el cibercrimen es uno de los motivos. Frank Schwab, psicólogo en la Universidad de Wurzburgo afirma que: “El estrés causado por las preocupaciones sobre eventos externos, como las filtraciones de datos y las cosas que se escapan de nuestros conocimientos, como cuál es la mejor forma de proteger tu tecnología, pueden derivar en problemas de salud importantes. Sufrir cierto nivel de estrés es inevitable, pero tomar el control es clave y, en el caso del estrés relacionado con el mundo cibernético, es muy fácil”. Todo se reduce a la falta de control que siente los usuarios para proteger la seguridad de su vida online.

Nuestra investigación muestra que los usuarios están más preocupados por sufrir un ataque en casa (58 %) que en el trabajo (48 %), supuestamente porque confían en que sus empresas les protejan contra las amenazas online (68 %).

Los usuarios suelen pensar que no tienen que vigilar tanto sus dispositivos y cuentas del trabajo, lo cual es erróneo. Lo cierto es que es más probable que los ciberdelincuentes no se centren en individuos, sino en el eslabón más débil de un negocio (es decir, las personas), porque buscan grandes cantidades de dinero. Por tanto, los usuarios deben aplicar las mismas medidas de ciberseguridad, tanto en el trabajo como en casa, como identificar correos electrónicos sospechosos, utilizar un gestor de contraseñas para mantener claves únicas y seguras o visitar solo sitios web de confianza.

En nuestra investigación descubrimos que los usuarios eran reticentes a confiar los accesos de sus dispositivos a un gestor de contraseñas (8 %), nombres de usuarios y contraseñas de sus cuentas (6 %) e información de su tarjeta de crédito (3 %), pero no tienen ningún problema en compartirlo con su pareja (53 %, 47 % y 47 % respectivamente).

Aunque es mejor confiar esta información solo a tu gestor de contraseñas, encontramos una clara falta de confianza en las empresas y organizaciones de tecnología. El gobierno es el sector que menos confianza inspira, con un 17%, y la producción, la atención médica y la educación, son las áreas de las que más se fían los usuarios, a pesar de haber sufrido filtraciones de datos de alto nivel los últimos años. Por otro lado, el 16 % de los encuestados no confía en ningún sector en absoluto.

Con toda esta información sensible online en varias formas y almacenada por multitud de organizaciones, es normal que haya cierto nivel de estrés. El 66% de los entrevistados afirman sentirse estresado por toda esta cantidad de información sensible online. No obstante, tomar el control de tu propia ciberseguridad puede ayudar a reducir el estrés, haciendo que tus preocupaciones se esfumen.

Si buscas reducir el nivel de estrés, sigue estos consejos:

  1. Toma el control de tus datos: borra cuentas que ya no uses en las redes o en tiendas online.
  2. Si se filtra tu información online, asegúrate de cambiar tus contraseñas: un buen gestor de contraseñas puede facilitar la tarea.
  3. Desconfía de los correos electrónico o mensajes que te pidan hacer clic en enlaces o descargar adjuntos. Los correos electrónicos phishing son una de las causas principales del compromiso de cuentas, así que, si dudas, no hagas clic.
  4. Instala protección antivirus en todos tus dispositivos para minimizar el riesgo de correos y sitios web.
  5. Haz copia de seguridad de tus datos personales en dispositivos o discos duros separados. El ransomware sigue siendo toda una amenaza para tus datos, así que mantente siempre protegido.