22 Dic 2016

¿A quién pertenecen tus recuerdos digitales?

Consejos Noticias Proyectos Especiales

La semana pasada, estuve charlando con una colega y empezamos a conversar sobre cuánto le gustan las actualizaciones de Facebook “Tal día como hoy”, las cuales le permiten volver a ver los recuerdos de años anteriores. Dice que dicho álbum digital le alegró el día y está superfeliz de que Facebook haya creado dicha característica.

En los días sucesivos, no podía dejar de pensar en esa conversación al ver las actualizaciones diarias de mis contactos de Facebook. Sincronizo mis fotos y vídeos con dos servicios en la nube diferentes y con un disco externo, pero estas actualizaciones de Facebook son más interactivas.

Puedes ver una foto o un video y volver a sentir ese buen sentimiento. Pero Facebook te muestra cómo interactuaron los demás con lo que has compartido. También muestra artículos y publicaciones que han tenido mucha participación junto con imágenes de amigos de la plataforma.

Cuando hace años vi por primera vez esta funcionalidad con TimeHop, me enganché. Podía ver qué dije o compartí en mis redes sociales mediante un correo electrónico diario. Por desgracia, la compañía cambió su modelo de negocio, pero, entonces, Facebook lanzó los recuerdos en forma de característica nativa.

Como padre de dos hijos, me divierto mucho cuando veo las cosas que han hecho, pero también disfruto viendo cómo han crecido y sabiendo que personas importantes en nuestras vidas que viven lejos pueden seguir su crecimiento.

Supongo que, en cierto modo, podemos decir que esta característica es una cuerda salvavidas social que mantiene vivas las relaciones y ofrece modos de reconectar con familia y amigos.

A lo largo de las últimas semanas, también me he dado cuenta de que muchos amigos usan estas herramientas digitales para compartir recuerdos de sus familiares difuntos. Aunque todavía no sea mi caso, he podido comprobar cómo les ayuda en días difíciles, aniversarios de alguna pérdida… ese tipo de cosas.

Una vez dicho todo lo anterior, no puedo dejar de plantearme a quién pertenecen estos recuerdos digitales. Para mucha gente, Facebook es el único destino de su vida digital. A menudo es su primer y último destino del día. Es donde reciben noticias, interactúan con amigos y familia e, incluso, piden consejo y opinión sobre productos. Haciendo clics y compartiendo, los consumidores son los representantes de la fábrica de contenido de Facebook y sienten el contenido como suyo. También descuidamos el Facebook que construimos para nosotros mismos.

Ahora, podemos descargar nuestros perfiles de Facebook, pero ¿quién suele hacerlo? Trabajo con redes sociales y descargo mi contenido solo una o dos veces al año (es una tarea tediosa) ¿Qué pasaría si perdiera el acceso a mi cuenta o si Facebook desapareciera? Perdería toda la información que no guardé. ¿Qué pasaría si un ransomware empezara a afectar a cuentas de Facebook?

Alguna de estas situaciones podría suceder en el futuro, pero he visto que, por varias razones, se ha baneado a amigos y se les ha privado del acceso a sus cuentas durante tres o seis meses. Perdieron el acceso al contenido que habían subido ellos y no podían ver sus recuerdos digitales.

Qué cortada de rollo…

Como muchos padres, sé que necesito hacerlo mejor para conservar los recuerdos digitales y no dejar que sean víctimas de la pereza o del abandono. Ojalá hubiera una solución más fácil. ¿Quién está conmigo?

Buenas noticias: Kaspersky Lab, mediante investigaciones y la iteración con productos, también ha reconocido esto como un problema. Por ahora, el equipo está buscando una solución y ha creado Ffforget, una herramienta que permitirá a los usuarios descargar y ser dueños del destino de sus vidas digitales. Se espera que el producto se lance en 2017, pero ya puedes regístrate visitando ffforget.kaspersky.com.