No expongas a tus hijos a los hackers

14 Ene 2016

Ser padre de familia es difícil. Los padres tienen muchas cosas de las que preocuparse cuando se trata de sus hijos, desde el cuidado infantil y la escolarización, hasta la alimentación sana y el tiempo permitido frente al televisor. Entonces nos preguntamos, ¿qué necesidad hay de añadir una preocupación más a nuestro día a día?

keep-kids-safe-featured

El problema con el último enunciado es que los padres buscan su comodidad. Cualquier cosa que les pueda ahorrar tiempo, es un plus. Los servicios como Netflix, Amazon o la comida a domicilio vienen rápidamente a la mente.

Sin embargo, las apps son solo la punta del iceberg. Vivimos en un mundo en constante evolución, el mundo del Internet de las cosas, por tanto, también existen muchos dispositivos inteligentes que pueden ayudar a los padres, como los monitores de bebés, las tablets o las Barbies que pueden ayudarles a vigilar o entretener a los niños.

Desgraciadamente, en el ajetreo de la vida, los padres piensan en cómo hacer las cosas más fáciles y piensan: “¿a mis hijos les gusta esto?”, en vez de: “¿es esto seguro?”. Aquí es donde la comodidad puede ser un problema.

Odio cuando veo historias de hackeos de monitores de bebés en Internet. Parece que cada 3 meses, un tonto decide arruinar la vida de un niño y su familia. Esto no es hackear por una buena causa, simplemente está mal.

Mientras que esta historia puede resultar bastante indignante para cualquier persona, también es un buen recordatorio de que todos somos responsables de los dispositivos que tenemos conectados al IoT. También necesitamos ser extra cuidadosos cuando se trata de CUALQUIER cosa subida a Internet relacionada con nuestros hijos.

Aparte de las cosas extrañas que pasan con la cámara en el artículo mencionado anteriormente, hay algunas cosas realmente malas que pueden suceder cuando alguien hackea un dispositivo de tu hijo y que está conectado al IoT. Esto incluye el robo de identidad, el acoso y el chantaje.

Dicho esto, te recomendamos añadir el tema de la ciberseguridad a tu toma de decisiones.

¿Necesitas conectarte a la Web?

Yo crecí sin tener Internet la mayor parte de mi vida. Utilizaba la imaginación. Estoy seguro que has escuchado hablar de ella. La pregunta que suelo hacerme es: ¿realmente necesitan estos productos mis hijos? ¿Necesitan estar conectados?

La mayoría de veces, no, realmente no puedo justificar el razonamiento para que un juguete tenga que estar conectado a mi teléfono, tablet, o a la web.

Si opinas lo contrario o si el juguete es esencial, por favor lee los derechos de acceso y qué información sobre tu hijo es vital que el creador del juguete recopile. Sinceramente, ¿es necesario compartir las coordenadas GPS de tu hijo o de su colegio?

¿La red de tu casa es segura?

Los niños de hoy en día nunca crecerán como lo he hecho yo. Internet es omnipresente y esencial para la vida diaria. Nos guste o no, la conectividad en nuestros hogares continuará aumentando.

Hoy en día, vemos muchos anuncios vendiendo seguridad para el hogar. Es lógico, todos queremos estar seguros y sentirnos a salvo en nuestras casas. Desafortunadamente, esta misma sensación o necesidad por la seguridad suele subestimarse al tratarse de asegurar todos tus dispositivos que contienen datos que pueden ser más valiosos para los cibercriminales, que una televisión de 60 pulgadas o tu conjunto de recuerdos deportivos.

Como mínimo, deberías proteger la contraseña de tu router y también instalar un antivirus en tus dispositivos. Kaspersky Internet Security puede cubrir una amplia variedad de dispositivos.

Piensa en tus hijos

Es nuestro trabajo preparar a nuestros hijos para una vida exitosa. Así que deberíamos cuidar su privacidad tanto como su seguridad.

A diferencia de un adulto, si a un niño le roban la identidad, puede tardar años (o incluso una década) en darse cuenta, ya que no lo comprobará en su niñez. En fin, comprarles cosas es tu trabajo.

Teniendo esto en cuenta, realmente debes tener cuidado con los datos que compartes con las compañías. ¿Un juguete o cuenta debería necesitar información vital? Considera estos tres consejos:

Comparte lo menos posible. No hay ninguna ley que te obligue a dar tu información vital a los creadores de juguetes, ni siquiera a los médicos.

Inventa datos falsos. Si no quieres que tu hijo se convierta en un perfil para las marcas, inventa fechas de cumpleaños, sexo, gustos o lo que sea que la marca te pida. A los comerciantes les pagan por vender, no hay necesidad de ayudarles.

Utiliza tu información. No hay ninguna regla inquebrantable de que una cuenta de usuario necesite estar vinculada a tu hijo. Estoy seguro de que al menos tres cuentas de mis hijos, están vinculadas a mis datos.

Mantener tu seguridad cibernética y ser un experto en el mundo cibernético ya es bastante duro. Y aún es más difícil si tienes que hacerlo no solo para ti, sino también para sus hijos. Yo también soy padre de familia y sé que tienes mucha responsabilidad encima. Respira profundamente, puedes hacerlo.