Facebook quiere tus fotos íntimas

Privacidad

Todos hemos oído hablar de casos en los que alguien hace públicas las fotos íntimas de su ex sin su consentimiento. De esto no se salvan ni los famosos, y sus fotos filtradas  mantienen a la prensa bastante entretenida.

Para la mayoría de usuarios, la publicación de este tipo de fotos (porno vengativo), puede parecer el fin del mundo y, de hecho, han llegado a provocar suicidios que han llevado este tema a los titulares de la prensa. Tampoco hace falta mencionar que este tipo de filtraciones representan una gran violación a la privacidad y están fuera de lugar en una sociedad civilizada. Sin embargo, suele suceder.

Por ello, Facebook ha pensado en un nuevo enfoque para prevenir la publicación de fotos íntimas sin el consentimiento de sus propietarios, por lo menos dentro de Facebook, Facebook Messenger o Instagram. La idea de la red social, en la que aún están trabajando con el gobierno australiano, es sugerir a los usuarios que les envíen las fotos que les preocupa que puedan filtrarse.

Espera… ¿qué?

Sí, leíste bien. Y estos son los detalles: el plan de Facebook es cifrar las imágenes privadas haciendo uso del hash, para que cuando alguien la publique a través de Facebook, Messenger o Instagram, el servicio detecte la imagen comparando la suma de su hash con la base de datos de Facebook e interfiera la transmisión.

El comisionado de la seguridad electrónica de Australia contó a la BBC cómo funcionará el proyecto: Facebook sugerirá a los usuarios que se envíen a ellos mismos sus fotos íntimas a través de Facebook Messenger. A las imágenes enviadas se les aplicará el hash. Así, cuando alguien intente subir una de las imágenes con los mismos valores de hash, no será visible para nadie. Facebook sostiene que el cifrado end-to-end utilizado en Messenger (en la app móvil, no en desktops), mantendrá las fotos seguras, ya que excluye a intermediarios, y las imágenes no serán almacenadas, por lo que serán inmunes al robo.

¿Realmente funcionará?

Facebook anunció un programa piloto en el Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Cánada, así que todavía no sabemos si sera efectivo. Por un lado, es una solución con potencial ante las amenazas de privacidad. Y, por otro lado, sigue habiendo dudas sobre cómo podemos estar seguros de que no se convertirá en una forma de cifrar las fotos públicas de otras personas. Ya que el cifrado end-to-end no permite que Facebook vea las fotos, no será capaz de usar algoritmos de aprendizaje automático para distinguir una foto desnuda de una normal, por ejemplo.

Además, a mucha gente aún le preocupa enviar sus fotos a terceros, ya sea a Facebook o a cualquier otra compañía, como también se preocupan por la seguridad de cualquier tecnología de la que no saben mucho, especialmente en Facebook, donde las fotos de varios usuarios ya se han filtrado anteriormente.

¿Hay una forma mejor de hacerlo? Para mucha gente, sí:

  1. Te hagas o no fotos desnudo o comprometedoras, es algo que no nos incumbe. Sin embargo, no dejan de ser un objetivo tentador. Si las fotos no existen, no habrá nada que se pueda filtrar.
  2. Si sueles tomarte fotos de este tipo, almacénalas offline en un dispositivo de almacenamiento cifrado.
  3. Si quieres compartir algo que pueda ser utilizado potencialmente en tu contra, prepárate; podrías sufrir las consecuencias. Una vez que hayas subido algo a Internet,  podría volverse pública, independientemente de lo seguro que sea el servicio. También existe el factor humano, y el sistema absolutamente seguro no existe.