Todos los sitios porno tienen virus, ¿verdad?

Amenazas Proyectos Especiales Seguridad

Seguramente, el consejo que más has escuchado para que tu ordenador no se infecte de virus es que evites los sitios para adultos. De hecho, lo más probable es que ya hayas escuchado hablar de la relación del porno y los virus. ¿Pero qué hay de cierto en todo esto? Vamos a investigarlo.

Cabe resaltar que el contenido para adultos es muy popular. Un informe llevado a cabo por SimilarWeb sugiere que 3 de los 20 sitios más visitados en todo el mundo están relacionados con el porno. Dos de ellos están situados tras Facebook, YouTube y motores de búsqueda como Google y el chino Baidu. Y en décimo cuarta posición se encuentra PornHub, entre Instagram y Yandex, un sitio porno que suele publicar estadísticas y cifras anuales. Gracias a ellas, descubrimos que el sitio había logrado la increíble cifra de 28.500 millones de visitas, más de 81 millones al día.

¿Sueñan los sitios pornográficos con malware?

¿De verdad usan a sus visitantes para extender malware? Por supuesto que no. Sus creadores ganan dinero gracias a las visitas y a los anuncios. Virus, troyanos y otros invasores maliciosos perjudicarían a los clientes de pago y eso es lo último que quieren este tipo de sitios.

Robar una audiencia o crear la suya propia

Sin embargo, los ciberdelincuentes no se preocupan demasiado por los modelos empresariales del resto y la popularidad de los sitios porno no ha pasado desapercibida. Por ello, hackean de vez en cuando medios porno o plataformas de publicidad donde se generan sus banners.

Como consecuencia, los amantes de los vídeos porno son atraídos por los “sitios de citas” que les convencen para que entreguen sus datos confidenciales o descarguen aplicaciones falsas que roban todo lo que pueden.

Ahora bien, los sitios porno maliciosos existen (y se usan para estafar o infectar a los visitantes). Pero suelen ser sitios a pequeña escala, no muy conocidos. Y, por otro lado, están los reproductores y demás aplicaciones para visualizar contenido para adultos que roban datos mediante phishing. No hace falta decir que este tipo de aplicaciones no las encontrarás en tiendas oficiales.

La actividad maliciosa es poco habitual en el porno. La clave está en la demanda. Los estafadores aplican las mismas técnicas en todo lo que atraiga a muchos espectadores o descargas. El malware también se abre camino en medios de comunicación, anuncios de Google e incluso en proyectos bifurcados de GitHub. Y los sitios que pretenden ofrecer servicios de asistencia técnica de empresas informáticas como Microsoft son bastante comunes.

El malware también representa un problema en Android, ya que el 25 % está relacionado con el porno, una cifra que no pasa desapercibida. Sin embargo, el 75 % restante no tiene nada que ver con contenido para adultos, por lo que sería insensato afirmar que sin aplicaciones pornográficas tu smartphone está a salvo.

En resumen

¿Qué hemos descubierto? Los peligros que tienes que evitar en los sitios porno no distan mucho de aquellos que puedes encontrar en cualquier otro área del ciberespacio. Por ello, debes seguir las siguientes medidas de protección:

  • Instala de inmediato, y solo de fuentes oficiales, todas las actualizaciones del sistema operativo y del navegador.
  • No hagas clic en enlaces sospechosos y no te dejes seducir por los banners publicitarios.
  • Usa software antivirus como Kaspersky Internet Security en tu ordenador y Kaspersky Internet Security for Android en tu smartphone o tablet.

Entonces, todo el malware procede del porno. ¿Verdadero o falso?

Falso. Claro que existe riesgo de infección en sitios pornográficos y en aplicaciones de contenido para adultos, pero también en sitios que no tienen nada que ver con la pornografía. Busques lo que busques, la lógica te ayudará a evitar problemas. Ten en cuenta que podrás llegar mucho más lejos con una protección de confianza y con sentido común.