5 consejos para proteger tu red doméstica

16 Oct 2018

¿Tienes conexión wifi en casa? ¿Cuentas con al menos un dispositivo conectado en casa? ¿Recibes visitas de familiares y amigos?

Y lo más importante: ¿Estás seguro de que todo está debidamente protegido?

Cuando termines este artículo tendrás una respuesta a la pregunta número cuatro mucho más contundente.

1. Protege tu ordenador

Puede que el sitio más sencillo para empezar con la seguridad doméstica sea proteger tus dispositivos. Los ordenadores, tablets y teléfonos son susceptibles a infecciones maliciosas desde Internet o desde otras aplicaciones que son más de las que pensabas, o son gratuitas, pero con trampa.

Para proteger tus dispositivos, el mejor consejo es que instales una buena solución antivirus. Hay varios productos competentes analizados por profesionales independientes y de confianza. El precio es muy variable e, incluso, puedes conseguir algunos de forma gratuita. Te recomiendo nuestro producto Kaspersky Security Cloud, ya que ofrece la protección más avanzada y abarca múltiples dispositivos, incluidos PC, Mac, Android y hasta Mac.

Además de tener un buen software de seguridad, también deberías seguir una regla básica: no descargues aplicaciones que no provengan de fuentes oficiales, como Google Play o App Store, o del sitio de la aplicación. De lo contrario, corres el riesgo de descargar una versión modificada de la aplicación que estabas buscando, con funciones adicionales que repleten tu pantalla de anuncios, te espíen, minen criptomonedas a tu costa o roben el usuario de tu cuenta bancaria.

2. Protege tu wifi

Cuando instalaron la conexión a Internet en tu casa, el proveedor probablemente instaló su propia combinación de módem/router, lo que se conoce como red doméstica, y estableció una contraseña para ti. Si no cambiaste el nombre y la contraseña, es el momento. La principal razón es que estás pagando por el servicio, ¿por qué vas a dejar que alguien te lo quite?

La mayoría de los router cuentan con un nombre de usuario y contraseña como administrador/administrador o administrador/contraseña. Una simple búsqueda en Google del modelo de tu router ofrecerá las credenciales por defecto. A partir de ahí, pueden cambiar el nombre de la red, establecer una contraseña nueva y reconfigurar cualquier otra opción disponible. También puedes hacerlo tú y, ya que estás, recuerda actualizar el firmware del router.

También deberías configurar una red para los familiares y amigos que visitan tu casa. Yo he llamado a la mía “Furgoneta del FBI” para burlarme de la gente (me reservo el nombre de la red wifi principal) y, obviamente, le he cambiado la contraseña.

3. Protege los dispositivos inteligentes/el Internet de las cosas

Ahora bien, si tienes dispositivos del IdC conectados a tu red, te aconsejo que los conectes a la red de invitados y no a la principal, y que cambies sus contraseñas por defecto. Seguramente te preguntes por qué debes cambiar la contraseña.

La respuesta es similar al asunto mencionado anteriormente sobre la configuración predeterminada del router. La mayoría de los dispositivos del IdC tienen una contraseña predeterminada que se pueden encontrar fácilmente con una búsqueda de Google. Avanza y compruébalo por ti mismo, después, cambia la tuya.

Esta razón es preocupante, ya que muchos cibercriminales han infectado estos dispositivos y los están añadiendo a botnets de forma alarmante.

4. Un Gran hermano con los ojos tapados

Anteriormente te hemos preguntado si alguien te está espiando. De alguna forma, se trataba de una broma, pero lo cierto es que debes de prestar atención a la webcam de tu ordenador. Muchas aplicaciones y sitios web solicitan acceso a tu cámara y micrófono. ¿Qué hacen con ellos? Nunca lo sabrás, pero existe la posibilidad de que alguien te esté vigilando en alguna parte del mundo.

¿Cómo puedes evitarlo? Puedes tapar la cámara con una cinta adhesiva o comprar un protector para webcam que lo abras solo cuando quieras usar tu cámara. Los buenos programas antivirus también ofrecen la capacidad de restringir el acceso a las cámaras, una función que recomiendo encarecidamente.

5. Prohibida la entrada a las amenazas a través de USB

No podemos dejar de mencionar otra amenaza que no solo afecta a empresas, sino también a gente como tú y como yo.

¿Te has encontrado alguna vez con un USB en un parking, parque u oficina? Seguro que sí. Entre la gran mayoría de regalos que recibimos, abundan estos dispositivos, por lo que no es una catástrofe perder uno.

Ahora bien, si te encuentras uno, ¿deberías conectarlo a tu ordenador y comprobar qué sorpresas depara en su interior? La respuesta es simple: ¡No! A ver, no solo la curiosidad mató al gato, sino que también puede introducir malware o mineros de criptomonedas en tu dispositivo. ¿No me crees? Acuérdate cuando en el 2010 el virus Stuxnet infectó la red de unas instalaciones nucleares a través de un USB viejo.

De vuelta al 2018, el reciente estudio de Kaspersky Lab muestra que los USB y otros medios extraíbles siguen siendo muy populares entre los cibercriminales que los utilizan como medios de infección.

Espero que estos consejos te ayuden y acerquen la protección a tu red doméstica. También te sugiero que investigues los consejos que te ofrecemos en Kaspersky Daily para incrementar tu nivel de seguridad.