29 Jun 2017

Problemas de seguridad en Snap Map

Noticias Seguridad

¿Usas Snapchat? Si es así, querrás analizar con detenimiento su nueva característica, Snap Map, lanzada a principios de semana. Según explica la empresa:

Con Snap Map, puedes visualizar snaps de eventos deportivos, celebraciones, noticias y mucho más de todo el mundo.

Si un amigo y tú os seguís mutuamente, podéis compartir entre vosotros las ubicaciones para ver dónde estáis y qué hacéis. Es más, encontrarse puede ser pan comido.

Solo pueden ver tu ubicación las personas que elijas, por lo que, si eres amigo de tu jefe, puedes ocultarle tu ubicación durante tu día “de baja”.

¡Aunque los snaps que envíes a Nuestra historia pueden seguir viéndose en el mapa!

La característica no parece complicada, pero no queda claro cómo se comparte tu información, solo queda claro que le das acceso a la aplicación.

                 

Hoy, The Verge ha escrito al respecto hablando de la privacidad y han descubierto que dicha característica se activaba cada vez que el amigo del autor abría la aplicación.

Ha resultado que la usuaria no sabía que tenía Snap Map activo y tampoco sabía que estaba mostrando su ubicación cada vez que abría la aplicación. Cuando actualizó Snap y navegó por la introducción de Snap Map, creyó que Snapchat le estaba dando la opción de geoetiquetar los Snaps que subiera a Nuestra historia, como se mostraba en el vídeo promocional. En su lugar, emitió, sin saberlo, dónde vivía a todos sus contactos.

Luego, la empresa destacó algunos aspectos que no se mencionaban durante el inicio de sesión.

  • Si colocas el dedo sobre un amigo, verás cuándo se actualizó su ubicación (por ejemplo, hace una hora, hace dos horas…). Sus ubicaciones reflejan dónde abrieron Snapchat por última vez.
  • La ubicación de un amigo permanecerá en el mapa durante 8 horas si no vuelve a abrir la aplicación, pero si la abre se actualizará a la nueva posición. Si han pasado más de 8 horas y un usuario de Snapchat no ha abierto la aplicación, su ubicación desaparecerá por completo del mapa.

Sabemos que todo el mundo tiene un umbral para compartir (y, en algunos casos, compartir más de la cuenta). Por ello la empresa ofrece varios ajustes.

Si eres como yo y valoras tu privacidad, evita activar el servicio. Si tienes curiosidad, pero no quieres emitir tu ubicación, usa el modo fantasma, el cual solo comparte la ubicación contigo; desde ahí, puedes echarle un vistazo al mapa.

Dada la demografía de Snapchat, este es también un buen momento para que los padres hablen con sus hijos sobre privacidad. Los niños podrían estar compartiendo, sin saberlo, dónde están y cuánto tiempo han estado ahí.