WannaCry no está tan muerto

27 Nov 2018

Hace ya un año y medio que la epidemia de ransomware WannaCry alteró el mundo entero. Como resultado, las empresas de ciberseguridad inundaron la red con artículos sobre cómo minimizar los riesgos y proteger la infraestructura. Parecía que WannaCry ya era historia, pero no es el caso.

Durante la elaboración del informe sobre la evolución de las amenazas informáticas, nuestros expertos se encontraron con una estadística interesante. Resulta que, en el tercer trimestre, el supuestamente obsoleto WannaCry atacó 74.621 usuarios; casi un tercio de los ataques ransomware (28,72 %). Por tanto, podemos afirmar que los informes sobre su muerte no estaban en lo cierto.

Estas estadísticas provienen de ordenadores protegidos por nuestras tecnologías, por lo que no han sufrido daños reales, ya que nuestros productos han podido ahuyentarlo de inmediato. No obstante, estos intentos de infección delatan que alguien sigue utilizando WannaCry de forma activa. Y este interés por parte de los cibercriminales confirma que todavía pueden sacar provecho de él, es decir, es más que evidente que WannaCry puede infectar ordenadores.

Las infecciones continúan, pero, aunque tenga éxito, WannaCry no puede expandirse por las redes como en el 2017, ya que los usuarios han instalado las actualizaciones necesarias (lanzadas incluso para Windows XP).

Otra estadística interesante que recogieron nuestros expertos es que, aunque la cifra de las nuevas familias de ransomware haya disminuido este año, el número de ataques está al alza. De hecho, en el segundo trimestre observamos 158.921 usuarios atacados, frente a los 259.867 del tercer trimestre, y la cifra sigue creciendo mes a mes.

Por ello, vemos conveniente incluir nuestros consejos típicos en este artículo, para ayudarte a proteger tu negocio de los estragos del ransomware.

Consejos

  • Actualiza periódicamente los sistemas operativos de todos los ordenadores de tu red. De esta forma conseguirás parchear las últimas vulnerabilidades.
  • Utiliza soluciones de seguridad con tecnologías antiransomware eficientes. Por ejemplo, las nuestras incluyen un subsistema que protegerá tus datos restaurando cualquier cambio que realice el malware, incluso frente a amenazas completamente desconocidas.
  • Realiza copias de seguridad de la información que más te importe. Es conveniente tener varias copias en diferentes sitios, por ejemplo, uno en una memoria física aislada y otra en la nube.
  • Mantén informado a los empleados sobre las últimas ciberamenazas.
  • Si utilizas soluciones de seguridad de otros proveedores, considera la opción de fortalecer tu protección con nuestra herramienta gratuita Kaspersky Anti-Ransomware, compatible con la mayoría de los productos de seguridad de terceros.