Windows XP: el final de una época (2001-2014)

8 Abr 2014

El 25 de octubre de 2001, Microsoft lanzó su solución revolucionaria llamada Windows XP. En solo tres días, se vendieron más de 300.000 ejemplares de este sistema operativo; la verdad que no fue una sorpresa porque XP proponía características muy interesantes, como una interfaz gráfica de usuario renovada, un software integrado para crear CDs, fuentes de ClearType para trabajar mejor con pantallas LCD, vista previa para fax e imágenes, posibilidad de cambiar rápidamente de usuario y muchas otras ventajas. Pero los cambios más importantes se encontraban en la estructura del sistema operativo: el núcleo de XP se basaba en una arquitectura NT más estable que la de Windows 95/98. La unión de un núcleo estable y una interfaz con nuevas funcionalidades hizo que XP llegara a ser el sistema operativo más popular de Microsoft durante muchos años. Microsoft prolongó el servicio de soporte técnico 12 años en lugar de los tradicionales 10 años y lanzó tres principales Service Pack para mejorar y actualizar de manera significativa este sistema operativo. De todas formas, también las cosas buenas llegan a su fin y, para Windows XP, ese día es hoy 8 de abril de 2014.

¿Es el final de todo?

La expresión  “final del soporte”, anunciada por Microsoft, puede resultar bastante altisonante, ¿pero qué implica en realidad? Microsoft no añade nuevas funcionalidades a XP desde hace años ya y en realidad haría falta un nuevo parche para los exploits y las amenazas de seguridad. En el futuro ya no se publicarán parches para Windows XP pero se podrá seguir utilizando este sistema operativo, y eso quiere decir que nadie  pondrá remedio a las vulnerabilidades que se podrían encontrar con el tiempo. En consecuencia, el peligro de que el PC pueda quedar infectado crece.

Apocalipsis XP

Los expertos hablan de “XP-Apocalypse”, “XPocalypse” o  “XPiration”, todos términos en inglés que indican previsiones catastróficas: los problemas a los que enfrentarán los usuarios particulares y empresas que todavía utilizan XP podrían ser muy grande. Por ejemplo según NCR, empresa que produce cajeros automáticos, el 95% de los cajeros utilizaba XP y solo un tercio de ellos ha pasado a sistemas operativos más nuevos.

winxp-atm

Se trata de una situación bastante preocupante porque estas máquinas deberán enfrentarse a muchas amenazas sin la protección adecuada. Ya que Microsoft ha programado la publicación el próximo mayo de un pack de parches para Windows 7 y 8, es muy probable que los cibercriminales intentarán encontrar estos bugs en Windows XP, que no tiene actualizaciones regulares. Los hackers encontrarán diferentes maneras para entrar en los sistemas que todavía llevan instalado Windows XP. Considerando que muchos equipos con XP controlan cajeros automáticos, aparatos médicos, sistemas de iluminación y otras soluciones, los cibercriminales podrían causar daños… bueno, no apocalípticos, pero por lo menos muy serios.

El servicio de soporte técnico de XP tiene un coste anual para las empresas de hasta 5 millones de dólares

Las empresas que han contratado un servicio de soporte técnico adicional de Microsoft no corren en este peligro. No hay un listado de precios oficiales pero, según algunas fuentes, el servicio de soporte técnico de XP tiene un coste anual entre 600 mil y 5 millones de dólares. Evidentemente, para los usuarios particulares es un coste que no se puede asumir.

xp6
En total se encontraron 726 vulnerabilidades en Windows XP, con un récord de 101 solo en el año 2011.

El final se acerca

Podría resultar normal criticar la actitud de Microsoft de no proporcionar soporte técnico gratuito otros 5 años más para un sistema operativo tan antiguo; pero hay que tener en cuenta que mantener seguro XP no es nada fácil: este sistema operativo no ha sido programado para protegerse de las amenazas modernas. Por eso XP es más vulnerable que otros sistemas operativos. Según las estimaciones de Microsoft, cada 1000 equipos con antivirus instalado, 9 están infectados y funcionan con Windows XP: el doble que los equipos Windows 7 infectos o cuatro veces más que los equipos con Windows 8. No es nada sorprendente: Windows 7 y 8 se crearon en el siglo XXI cuando ya se sabía que había unos hackers cuyo trabajo era encontrar vulnerabilidades en un sistema operativo, y los programadores tuvieron en cuenta este fenómeno. Por otro lado, Windows XP siempre estuvo bajo amenaza, incluso cuando se diseñaron varios service packs para mejorar la seguridad. En los años de su actividad, como hemos dicho, se encontraron en Windows XP 726 vulnerabilidades, empezando desde 10 solo en el primer año hasta llegar a un máximo de 101 en el 2011.

xp7

Convivir con XP

De todas formas, no se puede pensar solo que XP sea una solución muy antigua que todavía funciona exclusivamente para los cajeros automáticos o para los que son alérgicos a las nuevas tecnologías. Según el último informe de NetMarketshare, el 27% de los equipos conectados a Internet funciona con Windows XP. Este dato ha bajado un 10% en comparación con el año anterior, pero todos los que por alguna razón no quieren abandonar el querido y antiguo XP (la verdad que son muchos) se encuentran en la misma situación. ¿Qué es lo que les espera entonces?

  • No hay nada mejor que actualizar a una versión más reciente. Si se puede efectuar la migración a un sistema operativo más nuevo y seguro, os aconsejamos hacerlo porque tarde o temprano es lo que pasará;
  • Los que tienen que seguir con XP, por diferentes razones como la no compatibilidad de algunos software con los nuevos sistemas o porque se ha heredado el equipo de otra persona, tendrán que instalar un pack entero de actualizaciones de Windows Update;
  • La mayor parte de las amenazas vienen de la Red. Recomendamos desconectar Internet todos los equipos o, por lo menos, reducir al mínimo la conexión;
  • Los productos de Microsoft para Internet de hogar, como Windows Mail o Internet Explorer tienen que hacer un paso atrás y dejar espacio a aplicaciones externas como Google Chrome o Mozilla Firefox;
  • Hay que deshabilitar Java y Flash. Si estas aplicaciones son importantes para algunas operaciones del equipo, hay que deshabilitar por lo menos su lanzamiento automático. Lo mismo hay que hacer para Adobe Reader, ya que los archivos PFD a menudo constituyen la puerta de entrada para los cibercriminales;
    Ya que Microsoft no se ocupa de la seguridad de Windows XP, tenéis que estar en guardia frente a cualquier peligro. ¡Pero os podemos ayudar!
  • Es muy importante protegerse de los ataques de malware y un antivirus normal podría no ser suficiente: hay que utilizar  las mejores soluciones holísticas de seguridad para contrarrestar todo tipo de amenazas. Sin ser modestos, recomendamos Kaspersky Internet Security ya que nuestro producto tiene otras características muy importantes y no solo los mejores algoritmos para la detección de las amenazas: en particular, los usuarios tendrán a su disposición la  funcionalidad de prevención automática de Exploits, que detecta las aplicaciones vulnerables y las protege cuando un malware intenta atacar. Los usuarios, además, podrán contar con la tecnología ZETA Shield, capaz de detectar un código comprometido incluso en archivos gráficos y documentos de Office;
  • Para una mayor protección, estaría bien limitar el número de aplicaciones autorizadas a un listado de programas de confianza. Se debería bloquear cualquier software que se encuentre fuera de esta lista. Esta opción se encuentra en las versiones para empresas y clientes particulares de vuestra solución de seguridad.

Último detalle importante para los usuarios: Kaspersky Lab, contrariamente a Microsoft, sigue con el soporte técnico para los equipos Windows XP. Por los menos para los próximos dos años, nuestros productos actuales y futuros seguirán siendo compatibles con XP, para garantizar siempre la máxima protección frente a las amenazas más modernas.