Facebook lanza una versión de Messenger para niños

Noticias

A principios de semana, Facebook anunció un nuevo producto muy interesante llamado Messenger Kids. El Director de Gestión de Producto Loren Cheng afirmó en una entrada en su blog:

“Hoy hemos lanzado una prueba de Messenger Kids en Estados Unidos, una nueva aplicación que facilita a los niños hacer videollamadas o chatear con familiares y amigos cuando no puedan estar juntos. Después de haber hablado con miles de padres, asociaciones como la PTA Nacional y expertos en paternidad de los Estados Unidos, llegamos a la conclusión de que era necesaria una aplicación que permitiera a los niños contactar con la gente que quieren, pero con el nivel de control que los padres desean.”

 

¿Qué es exactamente Messenger Kids de Facebook?

Cabe recalcar que Messenger Kids es una aplicación independiente de Facebook. Te recuerdo que para poder usar esta red social los usuarios deben tener mínimo 13 años, pero Messenger Kids no tiene restricción de edad. Actualmente se encuentra disponible en la App Store de Estados Unidos para iPad, iPod touch y iPhone.

Durante el desarrollo de la aplicación, Facebook hizo lo debido para apaciguar muchos temores de los padres, incluyendo los siguientes:

“No hay publicidad en Messenger Kids ni se usará la información de su hijo con fines publicitarios. Se descarga gratuitamente y no hay sección de compras dentro de la aplicación. Messenger Kids se ha diseñado para que cumpla con la ley de protección de la privacidad infantil en Internet (COPPA).”

 

A priori, la aplicación suena genial. Sabiendo que a los niños les encanta jugar con los filtros, parece algo divertido que pueden usar en el teléfono. Después de una breve charla con unos compañeros, decidimos probar los contenidos de la aplicación.

La instalación es muy simple. Lo interesante es que la aplicación parece autorizar el intercambio de información a través de Facebook, sin requerir ningún permiso del dispositivo. También puedes añadir varios niños a la interfaz. Cuando un niño quiere añadir un contacto, al padre le aparece una alerta en Facebook Messenger pidiendo su aprobación.

¿Es seguro Messenger Kids de Facebook?

En general, el ambiente parece limpio y seguro. Los filtros de la cámara se asemejan a los de Snapchat (y pueden llegar a ser adictivos), y la selección de GIFs es apropiada para los niños.

Un inconveniente que encontramos es la falta de un filtro de texto. Si un niño pide a sus padres que añadan a todos los compañeros de clase que usen Messenger Kids, la aplicación se podría convertir en un sitio más donde separarse en grupos y hacer bullying. Pero como la aplicación está actualmente a prueba, esto es algo que Facebook podría solucionar en su versión final.

La posibilidad del bullying es algo que los padres deben tratar abiertamente con los niños. La aplicación es para menores de 13, así que es necesario que haya confianza entre los niños, sus padres y los amigos con los que se conectan. David Emm del equipo GReAT de Kasperky Lab, comparte una serie de consejos para poder comenzar (puedes leer el post entero con más consejos aquí):

  1. Habla con tus hijos sobre los peligros potenciales del chat online.
  2. Anímales a que te cuenten su experiencias online y, en particular, cualquier cosa que les haga sentir incómodos. Proteger a los niños del bullying online es todo un reto por culpa de los smartphones, ya que ofrecen una gran cantidad de formas de embaucarlos, especialmente fuera del alcance y vigilancia de sus padres. Combate el bullying online como lo combatirías en la vida real: anima a los niños a ser abiertos y a hablar con un adulto de confianza si reciben amenazas o mensajes inapropiados. Aquellos números y contactos que hagan sentir a los niños incómodos o infelices se pueden bloquear.
  3. Establece reglas básicas sobre lo que pueden y no pueden hacer online, y explica por qué las has puesto. Ve revisando estas reglas a medida que tu hijo vaya creciendo.

Una cosa más: Los padres también deben decidir qué está bien compartir y qué no, para tratar de evitar situaciones horribles como la sextorsión.