Día Internacional de la Mujer en el Polo Norte

Proyectos Especiales

El Día Internacional de la Mujer, aunque existe desde hace más de 100 años y se celebra anualmente como día festivo en muchos lugares, apenas ha comenzado a cobrar impulso en todo el mundo. Sin embargo, con el tema de los derechos de la mujer en el punto de mira de los medios y la atención pública, espero que el día llegue a cobrar tanta importancia como cualquier festivo local.

Celebrado por primera vez en 1909 como el día oficial de conmemoración del movimiento por los derechos de las mujeres, aunque se podría decir que los derechos de las mujeres estaban muy verdes, el Día de la Mujer nos recuerda que todavía nos queda mucho camino por recorrer. Más de 100 años después, en muchos países, incluidos algunos progresistas, la mujer todavía no tiene los mismos derechos que el hombre. Quizás esta sea una de las razones por las que muchos sectores de la ciencia y tecnología cuenten con una representación femenina tan pobre. Por desgracia, eso incluye nuestra propia industria, la ciberseguridad.

La media de mujeres en la industria de la ciberseguridad es de un escaso 11 %. Pero en comparación con los estándares, Kaspersky Lab destaca con un 20 % de mujeres en nuestro equipo I+D, aunque sabemos que no es suficiente.

El año pasado, Kaspersky Lab realizó un estudio para comprender el problema. Encuestamos a 8.000 jóvenes de Europa y América del Norte, con una serie de preguntas relacionadas con las percepciones de los temas tecnológicos y los obstáculos que les impiden empezar una carrera en la ciberseguridad. La conclusión principal que se extrajo de la investigación fue que los referentes son muy importantes, sobre todo para las mujeres jóvenes.

Nosotros, como empresa y como personas, queremos animar a la gente joven a adentrarse en el mundo de la ciberseguridad. Cuanta más gente joven haya en este ámbito, habrá más talento y, por tanto, estaremos más cerca de salvar al mundo de las ciberamenazas. De hecho, queremos animar a los jóvenes a perseguir sus sueños, aunque no estén relacionados con la ciberseguridad, ya que las personas felices que cumplen sus sueños también nos ayudan a salvar el mundo.

Por este motivo, desde Kaspersky Lab apoyamos a nuestra querida amiga Felicity Aston en su última expedición polar. Aston llevará a 11 aventureras, la mayoría inexpertas, al Polo Norte en una expedición de 10 días que busca reunir a mujeres de diferentes orígenes para “fomentar un mayor diálogo y comprensión entre mujeres de la cultura occidental y la árabe”. También tiene como objetivo “inspirar a todas las mujeres a superar las expectativas de los demás y cumplir sus propias ambiciones”.

Sentimos que estos objetivos están relacionados con nuestro deseo de motivar a las mujeres a entrar en nuestra industria. Como empresa, queremos ver a más mujeres en puesto cualificados en nuestro equipo I+D, lo que aportará una gran diversidad al área.

También nos vemos con la responsabilidad de inspirar a las mujeres jóvenes a superar obstáculos y ser resistentes, valientes y a estar preparadas para ir contracorriente. Eso podría conllevar ser la única chica en una clase de codificación, elegir un curso dominado por los hombres como la informática, como yo, o algo completamente diferente.

Cuando me saqué el máster en Informática, había muy pocas mujeres en esta área, incluso menos de las que hay en la actualidad. Me hubiese gustado haber tenido una referencia femenina fuerte y ahora me encantaría tener la oportunidad de ser un modelo a seguir o un ejemplo para todas aquellas mujeres que desean tener una carrera en la ciberseguridad. Y creo que es muy importante seguir festejando por todas las mujeres y sus logros y por todos aquellos que persiguen sus sueños y que quieren ser una inspiración para la próxima generación.

Dicho esto, deseo a Felicity y a su equipo muchísima suerte por el Polo Norte y a todas las mujeres, feliz Día Internacional de la Mujer.