4 Jul 2017

¿Te escuchan a escondidas? ¡No con nosotros!

Productos Tecnología

No es una paranoia plantearse si puede sucederte o no. ¿Recuerdas cuando se burlaban de los que cubrían sus webcams? Después de leer esta noticia, nadie se reía, sino que empezaron a cubrir las suyas también (o a usar la característica de Kaspersky Internet Security que bloquea lo accesos no autorizados a la webcam).

Pero no nos olvidemos de los micrófonos. La cinta adhesiva no bloquea el sonido y, es más, los malos pueden escucharte mediante los altavoces que, básicamente, tienen la misma estructura que un micrófono. Deshabilitar el micrófono mediante el software del sistema no es una solución: con una aplicación se puede reactivar.

De nuevo, Kaspersky Internet Security viene al rescate con tecnología patentada que incluye protección a nivel del sistema para impedir que te escuchen. Así funciona.

El problema

En primer lugar, hablemos del contexto: Más de una aplicación puede crear sonidos de manera simultánea (¿nunca has visto una película y una aplicación te ha interrumpido?). Para llevar a cabo la reproducción simultánea, el sistema operativo funciona con flujos de audio y un componente de control del sistema controla dicho flujo. Si una aplicación quiere reproducir un sonido, esta crea un flujo.

Los flujos de audio pueden ir unidos a diferentes dispositivos, como altavoces o micrófonos. Varios flujos de audio simultáneos pueden recibir información de un micrófono, al igual que varios flujos pueden acceder al mismo tiempo a los altavoces.

Viéndolo desde el otro lado, un micrófono no puede crear diferentes flujos para diferentes aplicaciones; se trata de un dispositivo pasivo que captura cada sonido que le llega. Por lo que todos los flujos que crea son idénticos. A nivel del sistema operativo, no existe protección para accesos no autorizados al micrófono: una aplicación puede crear flujos de audio, conectarse al micrófono y capturar todo lo que “oiga”.

La solución

¿Qué se puede hacer? ¡Ve a la fuente para rastrear los nuevos flujos de audio! Eso es lo que hace Kaspersky Internet Security (y, por supuesto, Total Security también). El componente Protección de privacidad, que incluye la característica que bloquea el acceso a la webcam, también es capaz de rastrear la creación de nuevos flujos de audio.

Entre otras cosas, el componente investiga qué aplicación crea un nuevo flujo. No basta con bloquear el acceso al micrófono: para proteger a los usuarios de las aplicaciones maliciosas y permitir que las legítimas puedan seguir accediendo al micrófono, tenemos que determinar la naturaleza de cualquier aplicación que pida acceso al micrófono. Tras ello, no es más que una cuestión de permitir o denegar el acceso.

Si el programa en cuestión es una aplicación de confianza de un desarrollador conocido que goza de buena reputación (y no aparece en la base de datos del antivirus) sus intentos de crear flujos de audio no serán bloqueados. Sin embargo, si algo no cuadra con la aplicación, como un desarrollador sospechoso, una reputación manchada o, peor, acciones maliciosas conocidas, el módulo Control de privacidad rastreará la petición para generar un flujo de audio y, simplemente, lo eliminará.

Hemos implementado esta tecnología en Kaspersky Internet Security 2017 y recientemente nos han concedido una patente por dicha tecnología. Así pues, nadie puede espiar a aquellos que usan nuestros productos. Esta tecnología se activa por defecto, por lo que no debes habilitarla.