Cómo mejorar tu privacidad online en 10 pasos

12 Jul 2018

Filtraciones de datos, el sector del marketing rastreando tu actividad online, gente turbia explorando tus fotos compartidas en redes sociales, la lista es interminable… No obstante, no tenemos que darlo por imposible, que tienes el control sobre tus datos y en esta publicación vamos a explicarte cómo mejorar tu privacidad online.

1. Comprueba los ajustes de privacidad en tus redes sociales

Tus cuentas en redes sociales contienen mucha información sobre ti y te sorprendería la cantidad de datos que son visibles para cualquier usuario en Internet. Por ello, recomendamos encarecidamente que compruebes tus ajustes de privacidad, eres tú el que tiene que decidir qué información quieres compartir con completos desconocidos y cuál con tus amigos, o incluso, la que quieres guardar solo para ti.

2. No guardes tu información privada en almacenamiento público

Más allá de las redes, no utilices servicios online de intercambio de información para almacenar tus datos privados. Por ejemplo, Google Docs no es el lugar indicado para almacenar una lista de contraseñas y Dropbox tampoco es sitio para las copias de tu pasaporte, a no ser que se encuentren en un archivo cifrado.

  • No utilices servicios de intercambio para almacenar tus datos privados.

3. Evita el seguimiento

Cuando visitas una página web, tu navegador divulga un montón de información sobre ti y tu historial de navegación. El sector del marketing utiliza esta información para conocer tus gustos y atraerte con anuncios. El modo incógnito no puede prevenir este seguimiento, necesitas herramientas especiales.

4. Mantén tu dirección de correo electrónico principal y número de teléfono en privado

¿Tu recompensa por compartir tu dirección de correo electrónico y número de teléfono? Mucho spam en el correo electrónico y cientos de llamadas automáticas. Aunque no puedes evitar compartir esta información con servicios en Internet y tiendas online, no la compartas con cualquier persona en las redes sociales. Y considera la opción de crear una dirección separada y desechable y, si es posible, un número de teléfono también para esos casos.

  • Crea una cuenta de correo electrónico adicional y compra una tarjeta SIM solo para tus compras online y otras situaciones que requieran compartir tu información con extraños.

5. Utiliza aplicaciones de mensajería con cifrado de extremo a extremo

Las aplicaciones de mensajería más modernas utilizan cifrado, pero en muchos casos lo llaman cifrado en tránsito, los mensajes se descifran en el proveedor y se almacenan en sus servidores. ¿Qué pasaría si alguien hackeara esos servidores? No tomes ese riesgo, escoge un cifrado de extremo a extremo, de esta forma, ni siquiera el proveedor del servicio de mensajería podrá ver tus conversaciones.

  • Utiliza una aplicación de mensajería con cifrado de extremo a extremo, como WhatsApp.
  • Ten en cuenta que Facebook, Messenger, Telegram y Google Allo no utilizan un cifrado de extremo a extremo por defecto. Para habilitarlo, abre de forma manual un chat secreto.

6. Utiliza contraseñas seguras

Una contraseña débil para proteger tu información privada es insuficiente. Es casi imposible memorizar contraseñas únicas y largas para todos los servicios que usas, pero con un gestor de contraseñas solo tendrás que recordar una única contraseña maestra.

  • Utiliza contraseñas largas en todos los sitios (12 caracteres o más).
  • Utiliza una contraseña diferente para cada dispositivo.
  • Utiliza Kaspersky Password Manager para facilitarte la tarea.

7. Comprueba los permisos de tus aplicaciones móviles y de las extensiones del navegador

Las aplicaciones móviles solicitan permisos para acceder a contactos o archivos en el almacenamiento del dispositivo y utilizar la cámara, micrófono, geolocalización y demás. Algunas no pueden funcionar sin estos permisos, pero otras utilizan esta información para el marketing (o cosas peores). Por suerte, es relativamente sencillo controlar qué aplicaciones reciben permisos. Lo mismo sucede con las extensiones de navegador, que también tienden al espionaje.

  • Comprueba los permisos que das a las aplicaciones móviles. Aquí te explicamos cómo hacerlo en Android y en iOS.
  • No instales extensiones de navegador a menos que las necesites. Revisa los permisos que les concedes.

8. Protege tu teléfono y ordenador con contraseñas o códigos

Nuestros ordenadores y teléfonos almacenan mucha información que preferiríamos que se mantuviera en privado, así que protégela con contraseñas. Estas contraseñas no tienen por qué ser complicadas y únicas, pero sí deberían mantener alejados a desconocidos. En dispositivos móviles, esfuérzate un poco más, utiliza códigos de 6 dígitos o contraseñas, en vez de cuatro dígitos y patrones de desbloqueo de pantalla. En cuanto a los dispositivos que admiten la autentificación biométrica, como la lectura de huella digital o el reconocimiento facial, esta tecnología suele funcionar bien, pero recuerda que tiene limitaciones.

  • Utiliza contraseñas y autentificación biométrica para bloquear tus teléfonos, tablets y ordenadores.

9. Deshabilita las notificaciones en tu pantalla de bloqueo

Si proteges tu teléfono con una contraseña larga y segura, ¿por qué dejas las notificaciones en la pantalla de bloqueo? Ahora cualquiera puede cotillear tus asuntos. Si quieres que esta información deje de aparecer en la pantalla de bloqueo, configura las notificaciones de forma correcta.

  • Deshabilita las notificaciones de la pantalla de bloqueo o esconde información sensible. Te explicamos cómo hacerlo en Android y en iOS.

10. Mantén tu privacidad en redes wifi

Las redes wifi públicas no cifran el tráfico, por lo que cualquiera que esté en la misma red puede husmear en tus cosas. Intenta no transmitir información sensible (nombres de usuario, contraseñas, datos de tarjeta de crédito y demás) en una red wifi pública y utiliza una VPN para cifrar tus datos y protegerte de los fisgones.

  • Si quieres evitar riesgos, intenta no utilizar las redes de wifi públicas siempre que sea posibe.
  • Si no tienes otra opción, utiliza una VPN.