Misión posible: Cómo esquivar los rastreadores online

25 Abr 2019

No es ningún secreto que a todos nos espían online, de hecho, con tan solo buscar en Google un coche o dar me gusta a la foto de un gato, casi todos los sitios que visites te inundarán con anuncios de coches y tiendas de mascotas. Además, seguro que no has olvidado el escándalo de Cambridge Analytica.

Para descubrir qué usuarios tienen en consideración la privacidad online (o la falta de esta), entrevistamos a casi 12.000 personas de 21 países y descubrimos que el 56 % considera imposible protegerse del seguimiento online. Puede que tuvieran razón en cierta medida, pero no solo es factible, sino que también es necesario restringir el acceso de terceros a tus datos personales. A continuación, te explicamos qué herramientas pueden ayudarte a mantener la privacidad online.

Elimina los archivos temporales del navegador

Por defecto, los navegadores almacenan información en tu ordenador sobre los sitios web que visitas:

  • La caché es un almacenamiento que contiene imágenes u otro tipo de datos web. Una vez almacenados, los datos ya no necesitan descargarse de nuevo del servidor, de esta forma se acelera el tiempo de respuesta de la página.
  • Las cookies son unos pequeños archivos que, entre otras cosas, permiten que los sitios web recuerden tu dispositivo y no cierren tu sesión cuando salgas del navegador.
  • El historial del navegador.

Los rastreadores online pueden visualizar gran parte de esta información que utilizan para conocer tus intereses y los sitios que visitas. Si eliminamos estos datos con regularidad, este tipo de herramientas lo tendrán más complicado para detectar tu actividad online. Sigue estos enlaces y descubre cómo hacerlo en Chrome, Internet Explorer, Edge, Firefox, Opera y Safari.

Por cierto, no tienes por qué eliminar manualmente los datos temporales, pues la mayoría de los navegadores te permiten configurar la eliminación automática de cookies. Si quieres saber cómo hacerlo, visita los soportes de Firefox, Chrome y Edge.

Pero recuerda que, si eliminas los datos temporales, perderás todos sus beneficios y, entre otras cosas, tendrás que introducir tus credenciales cada vez que inicies sesión en un sitio web. Esta situación puede resultar molesta, aunque recuerda que siempre puedes contar con la ayuda de un gestor de contraseñas.

Si quieres que los sitios web recuerden cierta información sobre ti (como tu nombre a la hora de rellenar un formulario online), puedes optar por una postura más flexible y prohibir a los sitios web que utilicen cookies de terceros, un tipo de cookie utilizada casi exclusivamente para rastrear. Visita los soportes de Firefox, Safari, Chrome, Opera, Internet Explorer y Edge para más información.

Utiliza el modo incógnito

Si no quieres perder el tiempo con los ajustes o no tienes la necesidad de ocultar todo el historial del navegador, sino solo algunos sitios específicos, puedes utilizar el modo incógnito. De esta forma el navegador no almacenará la información sobre las páginas visitadas, las cookies, las contraseñas y demás. Por otro lado, la pestaña de incógnito no evita que utilices las pestañas normales ni elimina lo que ya haya guardado el navegador.

Puedes cambiar al modo incógnito abriendo el menú (tres puntos, tres barras o el icono de un engranaje en la mayoría de los navegadores) y seleccionar Nueva ventana de incógnito en Chrome, Nueva ventana privada en Firefox, Safari u Opera, Modo incógnito en Yandex.Browser o Nueva ventana InPrivate en Edge.

Al igual que en el caso de la limpieza de cookies y de los datos del navegador, el modo incógnito tampoco te protege de los fisgones de los sitios web, tampoco oculta tu dirección IP ni te hace invisible a aquellos con acceso a tu red.

Piensa bien qué navegador eliges

Cada navegador aborda la privacidad de distinta forma. El más popular, Google Chrome, recopila todo tipo de información sobre ti, incluso la que introduces en la barra de direcciones. Además, con los ajustes predeterminados permite rastrear las cookies y otras herramientas para conseguir información sobre los usuarios. Pero no todos los navegadores siguen la misma política.

Mozilla Firefox

Por ejemplo, Mozilla tiene muy en cuenta la privacidad. De hecho, por defecto, el navegador Firefox bloquea los rastreadores conocidos en las ventanas de incógnito y permite activar esta opción en las sesiones normales. Evidentemente, esto no te protegerá contra todos aquellos que intenten recopilar información sobre ti, pero reducirá las posibilidades de forma significativa y acelerará la carga de páginas.

Además, Mozilla ofrece otro navegador privado para los dispositivos móviles: Firefox Focus, que no solo bloquea los rastreadores, sino que también permite a los usuarios eliminar todos los datos recopilados en los sitios visitados con tan solo hacer clic en Borrar.

Safari

Desde el verano del 2018, Safari ha estado evitando la recopilación de huellas digitales: la información sobre el sistema, los navegadores y complementos que utilizas, las zonas horarias, las codificaciones, etc. Estas huellas son tan fiables que se pueden utilizar para rastrearte incluso aunque elimines los datos temporales de forma regular.

Safari muestra la información del sistema de forma anónima a los sitios web, lo que hace que tu dispositivo no destaque entre los demás. El navegador también cuenta con una serie de herramientas para bloquear la vigilancia mediante los widgets de redes sociales en sitios web o a través de otros rastreadores.

Tor y otros navegadores privados

Tor está considerado como uno de los navegadores más seguros contra el seguimiento web. Se trata de un tipo de superestructura sobre toda una red de los conocidos routers de cebolla que oculta tu dirección IP y evita que los sitios web determinen desde dónde se están abriendo. Todas las solicitudes que realizas pasan por al menos tres de estos routers, manteniendo cifrados el resto de los datos. Y ahí es donde reside la principal desventaja de Tor: es imposible determinar el propietario de este último router, el cual puede ver todos los detalles de tu última solicitud. Esta red de cebolla también presenta otra serie de inconvenientes; por ejemplo, la navegación es muy lenta, por lo que no recomendamos Tor para uso cotidiano.

Hay otros navegadores que ofrecen diferentes grados de protección contra el seguimiento online, como Epic Privacy Browser, SRWare Iron Browser, Brave y Dooble. No obstante, si quieres probarlos, recuerda que si el navegador no es muy popular es muy probable que sea incompatible con los sitios web que más utilizas y que cuente con menos complementos.

Utiliza un motor de búsqueda privado

Aunque utilices un navegador de confianza, los motores de búsqueda pueden seguir vigilándote. Las solicitudes de búsqueda en Google, Bing o Yahoo quedarán almacenadas en los archivos de estas empresas, pero algunos motores no registran tus búsquedas.

El más famoso es DuckDuckGo, este navegador no guarda las solicitudes o datos del dispositivo ni transfiere información sobre ti a redes publicitarias. Además de tener su propio índice, DuckDuckGo devuelve los resultados de búsqueda de más de cien sistemas sin informar sobre el interesado.

El motor de búsqueda StartPage utiliza los resultados de Google, sus desarrolladores pagan a este gigante a cambio de que no solicite tus datos. StartPage también te permite abrir de forma anónima los sitios web de los resultados de la búsqueda.

También hay motores de búsqueda privados, como Swisscows y Gibiru que utilizan sus propios algoritmos.

Cómo bloquear los rastreadores web

Otra forma de evitar el seguimiento es con la ayuda de programas y extensiones especiales como, por ejemplo, el famoso bloqueador de anuncios AdBlock Plus, que también impide que las redes sociales rastreen tu actividad (esta función se tiene que activar en los ajustes). También puedes obtener una lista de todos los rastreadores bloqueados por defecto.

Las extensiones Disconnect, uBlock origin, Ghostery y uMatrix no requieren una configuración especial, sino que bloquean de inmediato los rastreadores y la vigilancia a través de las redes sociales.

Los desarrolladores de DuckDuckGo también crearon su propia extensión contra los rastreadores, además de un navegador privado para los dispositivos móviles de Android y iOS.

Los usuarios de Firefox pueden instalar la extensión Facebook Container que mitiga la capacidad de Facebook para recopilar datos sobre ti en otros sitios. Aun así, la red social podrá rastrear tus publicaciones y me gusta, pero no podrá seguir toda tu actividad online. Te recordamos que este complemento solo está disponible en Firefox.

Nuestros productos también te ofrecen una muy buena protección contra el seguimiento web. Por tanto, con Kaspersky Internet Security, Kaspersky Total Security o Kaspersky Security Cloud puedes utilizar la función Navegación privada para protegerte de los sitios web más indiscretos.

Evita a los espías con una VPN

Otra forma de evitar el seguimiento intrusivo es con una conexión VPN. El servidor VPN sustituye sus propias direcciones IP, que cambian en cada conexión, por las tuyas para que los sitios web no puedan rastrear tu ubicación o enlazar tu actividad a cuentas (siempre que no estés registrado ya).

Además, las VPN cifran los datos transmitidos, lo que evita que tu proveedor de servicios de Internet pueda supervisar tu actividad online (sí, ellos también entran en el juego de los espías).

No obstante, ten en cuenta que una VPN no te protegerá completamente contra las redes sociales, motores de búsqueda y rastreadores online que buscan recopilar tu información. Por ello deberías utilizarlo junto con las herramientas de las que hemos hablado anteriormente.

La esperanza es lo último que se pierde

Como has podido comprobar, tenemos motivos para ser optimistas. Puedes ocultarte de Google, Facebook y demás siempre que conozcas las herramientas necesarias. Si te preguntas qué más puedes hacer para proteger tus datos personales, no te pierdas estos consejos de privacidad.