No ayudes a los carteristas, usa un código de desbloqueo en tu teléfono

29 Jun 2018

Los carteristas centraron su objetivo en los teléfonos móviles tan pronto como aparecieron estos dispositivos. Los más modernos no eran nada baratos, por lo que su reventa era muy lucrativa. Por desgracia, los ladrones siguen prosperando en el mundo actual dominado por el smartphone. La mayoría de estos dispositivos tampoco son precisamente baratos y su contenido tiene un valor aún más elevado.

¿Por qué roban teléfonos los carteristas?

La historia cambiaría si a la gente no le costara tanto añadir una contraseña en sus smartphones. Un móvil que no se puede desbloquear, no se puede revender y, por tanto, no tiene valor. Al menos, algunos teléfonos Android no se pueden restaurar de fábrica si no se introduce el código de desbloqueo, así que no conseguirán dinero rápido.

Y, lo más importante, sin el código de desbloqueo, no pueden acceder al contenido de los dispositivos. Después de todo, los smartphones modernos son auténticos tesoros de datos, con información de todo tipo: bancaria, aplicaciones de sistema de pago, redes sociales y cuentas de correo electrónico, por lo que su pérdida podría conllevar consecuencias catastróficas.

Sin embargo, solo el 48 % de los encuestados en el estudio se preocupan por proteger sus dispositivos con un código o contraseña. Eso explica en gran medida cómo los carteristas siguen haciendo buen negocio de esto. Si todos tuviéramos contraseñas en nuestros teléfonos, los carteristas no tendrían trabajo, porque el mercado de teléfonos robados se desvanecería.

Añade una contraseña

En resumen, si no quieres ayudar a los carteristas, ponle contraseña a tu smartphone. Basta con un simple código de 4 dígitos (o, mejor aún, 6), o incluso una contraseña completa. También puedes usar la huella digital o la autentificación facial si te resultan más prácticas, aunque te recomendamos que investigues estas tecnologías primero. Echa un vistazo a nuestras publicaciones sobre la lectura de huellas digitales y el desbloqueo facial.

Y, si quieres reducir las posibilidades de que te roben otra vez el móvil y asegurarte por partida doble de que los delincuentes se hagan con tu información preciada, plantéate utilizar el uso de un sistema antirrobo. Los sistemas operativos de los móviles modernos lo llevan incorporado. En iOS, la característica se llama Find My Phone, en Android, Find your phone. Estas funciones utilizan datos de ubicación geográfica para ayudar a encontrar el dispositivo perdido y pueden bloquearlo o incluso borrar su memoria si fuera necesario.

En cuanto a Android, hay aplicaciones especiales que añaden mayor funcionalidad. Por ejemplo, nuestro Kaspersky Internet Security for Android no solo intercepta programas maliciosos en smartphones y tablets, sino que también incluye el componente Antirrobo, que realiza las siguientes funciones:

  • Localiza el dispositivo.
  • Lo bloquea.
  • Activa una alarma terrible que no se puede silenciar sin el código de desbloqueo.
  • Hace fotos en secreto con la cámara frontal para ayudar a identificar al ladrón.
  • Elimina información personal y de todo tipo en el dispositivo.

Puedes descargar Kaspersky Internet Security aquí. La versión básica es gratuita e incluye un complemento Antirrobo.