Cómo escoger una red VPN

Consejos Privacidad Productos

Tenemos una nueva palabra de moda en el mundo y solo tiene tres letras: V, P y N. VPN. ¿Sabes que es una VPN? En caso contrario, te lo explicamos. ¿Sabes por qué necesitas una? Si es que no, también podemos ayudarte.

Vale, ya has aprendido qué es una red privada virtual y has decidido que necesitas una. Pero hay docenas de proveedores de VPN; algunos ofrecen soluciones gratuitas, otros cobran una cantidad significativa de dinero y otros están entre ambos. ¿Cuál se adecua más a ti?

En el proveedor confiamos

El modo más sencillo de describir una VPN con términos fáciles es llamarla túnel. Tu ordenador está en casa, a un extremo del túnel, y el servidor está en el otro extremo (es decir, el nodo de salida de la VPN). El ordenador es tuyo, por lo que eres el responsable de su seguridad. Pero el nodo de salida pertenece al proveedor de VPN y es él el que elige los algoritmos de cifrado y los protocolos, por lo que la seguridad del servidor y del túnel es cosa del proveedor.

El proveedor también controla la información que transfieres a través de la VPN, por lo que tendrás que confiar en el proveedor tanto como confías en ti. Debes asegurarte de que el proveedor no husmea ni modifica tu tráfico, que no lo registra todo y que utiliza protocolos de confianza, además de un cifrado fuerte. Hablemos de ello con más detalle.

1. ¿Cómo puedo saber en qué proveedor VPN confiar?

Para empezar, busca soluciones que no sean nuevas en el sector: cuanto más lleve la empresa en el mercado, seguramente sea de más confianza.

2. ¿Qué protocolo VPN debería escoger?

Ya hablamos de varios protocolos VPN disponibles en esta publicación. Algunos son más seguros que otros y algunos son más rápidos que otros, pero hablar aquí de todas las diferencias puede ser demasiado. Lo resumiremos: evita el protocolo PPTP (Point-to-Point Tunneling Protocol) y busca soluciones basadas en OpenVPN.

PPTP es un protocolo antiguo y está ampliamente catalogado como inseguro. En cambio, OpenVPN es una implementación relativamente nueva. Es seguro, de confianza y, además, es de código abierto, por lo que normalmente es evaluado en busca de agujeros de seguridad.

3. ¿Debería preocuparme por el número y la localización de los nodos de salida?

Típicamente, los proveedores de VPN ofrecen varios nodos de salida en diferentes países, pero a veces este se elige automáticamente. ¿Debería importarte? Eso depende de para qué necesites la VPN.

Si quieres garantizarte la privacidad y la seguridad mientras uses el wifi gratuito de una cafetería, cualquier nodo de salida lo hará. Pero si quieres acceder a una web o servicio que no está disponible en el país en el que estés (digamos, por ejemplo, Facebook y Wikipedia durante un viaje a China), necesitas un nodo de salida de un país que permita el acceso a esa web. A veces, necesitarás acceder a algo específico de un país y, en ese caso, deberás asegurarte de que tu proveedor tiene un nodo de salida en ese país.

La selección automática no funcionará en el 99 % de las ocasiones (en muchos casos, la VPN selecciona el servidor que se encuentre más cerca geográficamente y, probablemente, esté en el mismo país que tú).

4. ¿Y si el proveedor de VPN hace un registro de mi tráfico?

Algunos proveedores de VPN hacen un registro de las webs que visitas y guardan la información. A veces, incluso lo comparten con terceros; básicamente le venden tu perfil a alguien para que te muestre publicidad con más precisión. ¿Quieres eso? Probablemente no.

Esto es lo que debes hacer y lo que poca gente hace: lee el acuerdo de licencia y busca estos tres puntos:

  1. ¿Registra tu tráfico el proveedor de VPN?
  2. Si es así, ¿guarda dichos registros?
  3. ¿Comparte esos registros con terceras partes?

La mejor opción es un proveedor que no registre nada en absoluto.

5. ¿Cuánto cuesta una buena VPN?

Algunos proveedores ofrecen una conexión VPN gratuita, algunos tienen límites sobre las conexiones gratuitas y otros te hacen pagar desde el principio. ¿Cuál deberías escoger?

En primer lugar, ya deberías saber que no existe nada gratis y las VPN no son una excepción (pagarás una VPN gratuita con tus datos). Por ejemplo, el software Opera ofrece una VPN gratuita en su navegador, pero no se trata exactamente de una VPN y hace un registro de tus datos de navegación que se utilizan para mostrarte anuncios. Si valoras tu privacidad, parecer ser que una solución VPN gratuita es una mala elección.

Prueba una versión gratuita si hay alguno que te interese, pero una vez excedas el límite de tiempo o de datos, deberás pagarlo si te ha convencido (después de todo, en ello se basa el modelo de las pruebas gratuitas).

Elección de confianza: Kaspersky Secure Connection

Ahora que sabe qué requisitos debe cumplir un proveedor de VPN, puedes elegir un producto de confianza que se adecue a tus necesidades con la ayuda de esta comparativa. Para aquellos que no quieran invertir mucho tiempo investigando, podemos recomendarte nuestra solución: Kaspersky Secure Connection se integra en Kaspersky Internet Security y en otras de nuestras soluciones de seguridad y, ahora, está disponible como una solución independiente. Además, reúne todos los requisitos que hemos mencionado.

  1. Kaspersky Lab lleva más de 20 años en el negocio.
  2. Kaspersky Secure Connection utiliza el protocolo seguro y de confianza OpenVPN.
  3. Tiene nodos de salida en dos docenas de países. Con la versión de pago puede elegir el país desde el que quieres acceder a las páginas web.
  4. No registra tu tráfico. En absoluto.
  5. No es caro, pues cuesta 4,95 € al mes y 24,95 € al año. También tenemos una versión gratuita limitada a 200 MB por día o a 6 GB al mes.

Es importante recordar que, a pesar del proveedor y de sus prácticas de registro, una VPN solo da privacidad, no anonimato. Si buscas anonimato, entonces buscas soluciones al estilo de TOR o una combinación de TOR con una VPN. Y no olvides controlar las cookies del navegador y otros aspectos al usar una VPN.