21 Sep 2016

Google da un paso atrás con la privacidad de Allo

Amenazas Noticias Privacidad

Hoy Google ha lanzado Allo, una nueva aplicación de mensajería instantánea en la que esperábamos encontrar funciones útiles, como la privacidad de sus usuarios. Pero la compañía ha hecho algunos cambios y, como resultado, la nueva aplicación no es en realidad lo que esperábamos.

Cuando Google anunció Allo para iOS y Android a principios de año, la aplicación prometía una interfaz limpia y funciones interesantes, como iniciar sesión con tu número de teléfono y un asistente de Google integrado. Por otro lado, esta aprende tu estilo de escritura y te ofrece respuestas rápidas, o como ellos llaman “respuestas inteligentes”.

Esta función de respuestas inteligentes puede ser controvertida: si alguien logra acceder a tu cuenta de Google (o a tu teléfono con Allo instalada), podrían utilizar las respuestas inteligentes para hacerse pasar por ti en las conversaciones. En otras palabras, las respuestas inteligentes hacen que el robo de identidad sea mucho más fácil.

También podemos culpar a las respuestas inteligentes de la falta de privacidad de Allo.

La cuestión es que, en un principio, el equipo de Google había declarado que todas las conversaciones de los usuarios de Allo estarían cifradas para que nadie pudiera leerlas. Además, los registros de las conversaciones estarían almacenados en los servidores de Google solo de forma transitoria, y Google prometió no asignar identidades a los registros.

Pero los desarrolladores cambiaron de opinión. Ahora Allo almacenará todos los mensajes que no sean de incógnito hasta que los usuarios los eliminen manualmente. Sí, los mensajes están cifrados entre el dispositivo y los servidores de Google, pero están almacenados, por lo que Google tiene acceso a todos los chats de la aplicación y utiliza dichos registros de chat específicamente para que las respuestas inteligentes sean más exactas, relevantes y todo lo que la compañía quiere que sean.

Hay una forma de mantener tu conversación privada: Crear chats incógnito, los cuales sirven para tener un cifrado de extremo a extremo (lo que significa que Google no puede leerlos), y al parecer funciona. Claro, en modo incógnito no tienes las funciones del asistente inteligente.

Cuando de marketing se trata, las compañías suelen ofrecer decisiones poco populares. Pero esta puede parecer injusta para los usuarios que esperaban con ansias la política de privacidad y las funciones de Allo. Nos gustaría que Google ofreciera una alternativa en lugar de forzar a los usuarios que son conscientes de su privacidad a utilizar los chats en modo incógnito cada vez que quieran mantener su información privada. Por ejemplo, Google podría dejar que los usuarios desactivaran el asistente de Google y desactivar el almacenamiento de mensajes.

La nueva realidad de Allo no facilita su uso para los usuarios, algo que no me parece justo. Si te sientes igual de traicionado que yo, hay dos cosas que puedes hacer: