¿El wifi gratis te parece irresistible?

Consejos

En el año 2000, cuando subías a un tren y mirabas a tu alrededor, se veía a gente leyendo libros y periódicos. Diez años después, 9 de cada 10 miran a sus smartphones, ya sea para chatear por WhatsApp, revisar Facebook, Instagram o Snapchat, ver fotos de gatitos, comida, selfis en la playa…

Seguramente uses las redes sociales mientras vas de camino a algún sitio. Tener un dispositivo móvil y estar siempre conectado es muy útil, pues además de usar las redes sociales, también puedes realizar operaciones bancarias, pedir un taxi, comprar ropa y hacer muchas otras cosas con un par de toques. El smartphone es un modo de ahorrar tiempo y también un entretenimiento.

Disponer de wifi en todas partes también es útil: Ya no hay que sobrevivir a esos minutos en el autobús, puedes emplearlos para hacer lo que quieras. Muchas ciudades tienen wifi gratis en sus sistemas de transporte público, además de las cafeterías, donde el wifi está omnipresente. Y la gente lo usa mucho, aunque sin tener en cuenta la seguridad.

¿Cuál es el problema del wifi gratuito? Pues que hay muchas amenazas que acechan las redes inalámbricas y que afectan tanto a la seguridad como a la privacidad. Las amenazas directas a la seguridad (redes falsas para interceptar datos, ataques man-in-the-middle, etc.) dan miedo, pero también son menos comunes. No obstante, casi toda red wifi abierta es una amenaza para la privacidad, pues recopilan información sobre ti para venderla a entidades que quieran venderte algo. Muchas redes wifi te espían y muchas así lo estipulan en sus términos de uso.

Ya hemos escrito un par de veces sobre lo inseguro que es el wifi gratuito, pero nos hemos dado cuenta de que no usarlo no es una solución aceptable para muchas personas. Es muy práctico, lo que, para los usuarios, a veces es más importante que su propia seguridad. La cuestión no es si usar o no wifi gratis, sino cómo usarlo y estar protegido.

Hay una solución para el problema del espionaje: usar una VPN en tu dispositivo móvil. Ya hemos hablado a fondo de las VPN (aquí, por si no lo viste), pero te daremos es una explicación breve: Una VPN es una conexión segura a un servidor remoto que cifra todos los datos que envías y recibes y, por tanto, protege el tránsito. Cualquiera que intente espiarte verá un flujo de tráfico cifrado que no podrá descifrar.

Así es cómo puedes evitar la recopilación de datos y otras amenazas, pero tendrás que acordarte de abrir una VPN cada vez que vayas en autobús o te conectes al wifi de una cafetería. Aquí es donde entra en escena nuestra solución VPN Kaspersky Secure Connection, la cual no es solo gratis (con tráfico limitado) o asequible (con tráfico ilimitado y otras características), sino que también activa automáticamente la VPN cuando detecta que estás usando una red wifi abierta. Esto es muy útil, ya que no tienes que hacer ningún clic adicional; Kaspersky Secure Connection lo hará todo por ti.

Si no estás seguro de necesitarlo, te recomendamos que pruebes la versión básica gratuita. Estos son los enlaces a la versión de Android y de iOS.