¿Qué es la renovación automática?

Al elegir la renovación automática, tu producto de Kaspersky se renueva automáticamente antes de que caduque. No tienes que hacer nada respecto a la renovación. La renovación automática protege los dispositivos y datos de forma continuada, te recuerda el estado de la suscripción y te permite ahorrar tiempo.

¿Cómo funciona?

  1. Al realizar tu pedido, la suscripción se activa en el momento de la compra.
  2. Antes de que caduque tu suscripción, te notificaremos por correo electrónico que el pago de la renovación automática está pendiente. Por lo tanto, sabrás la cantidad exacta y la fecha de pago, además de cualquier cambio en el precio original.
  3. Si decides continuar con la renovación automática, la próxima tarifa se cobrará automáticamente utilizando tus datos de pago originales. En caso de que haya algún problema con el pago (por ejemplo, si la tarjeta bancaria está caducada), te enviaremos un enlace para que actualices tu información de facturación.
  4. Recibirás un correo electrónico en el que se confirma que la renovación se ha realizado correctamente.
  5. Si quieres cancelar la suscripción a la renovación automática, puedes hacerlo en cualquier momento. El correo electrónico de confirmación del pedido incluye las instrucciones adjuntas.

¿Cómo se desactiva la renovación automática?

Sigue el enlace incluido en el recordatorio de renovación o el correo electrónico de confirmación del pedido. Tras cancelar la renovación automática, recibirás un correo electrónico en el que se confirma tu elección.

Si algo va mal, consulta la página de asistencia al cliente para obtener información y opciones de contacto.