<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=5DiPo1IWhd1070" style="display:none" height="1" width="1" alt=""/>

Los programas antivirus en la nube descargan flujos de trabajo de procesos antivirus en un servidor basado en la nube, en lugar de saturar el equipo de un usuario con un paquete antivirus completo. Mientras que los programas tradicionales de seguridad se basan en la potencia de procesamiento del equipo local de un usuario, las soluciones de cloud computing solo instalan un pequeño programa "cliente" que, a su vez, se conecta al servicio web del proveedor de seguridad. En él, se analizan los datos procedentes del análisis antivirus y las instrucciones de las tácticas defensivas oportunas se envían de vuelta al ordenador del usuario.

El mercado de las soluciones antivirus en la nube se expande a medida que las empresas de seguridad aprovechan la tecnología informática disponible para proporcionar una mejor protección.

Ventajas

Si se utiliza la tecnología en la nube para procesar e interpretar los datos procedentes de los análisis, el ordenador del usuario solo tendrá que analizar su sistema de archivos periódicamente y, a continuación, cargar los resultados. De esta forma, se reduce considerablemente la potencia de procesamiento necesaria para proteger un sistema. Es más, los datos en tiempo real pueden enviarse al cliente de escritorio para actualizar las listas negras (sitios y archivos maliciosos) y las listas blancas (sitios y archivos aprobados), en lugar de esperar a que un usuario realice una actualización manual o depender de las actualizaciones automáticas una vez al mes o a la semana. Las soluciones antivirus en la nube suelen ser más económicas que adquirir un paquete completo de software. Todas las funciones antivirus habituales, como el análisis de virus, la programación de análisis, la generación de informes y la eliminación de archivos, forman parte de las soluciones antivirus basadas en la nube. La ubicación del procesamiento es el único cambio significativo.

Desventajas

Entre las posibles desventajas de esta solución antivirus cabe citar la dependencia con respecto a la conexión: si el servicio web de un proveedor se cae, los equipos endpoint se quedan sin protección porque el cliente local solo puede analizar, no interpretar. Además, la optimización es fundamental; los proveedores deben decidir qué definiciones de lista blanca y lista negra son lo suficientemente importantes como para incluirlas en el cliente local sin saturarlo y cuáles deberían permanecer en un servidor en la nube. Por último, existe una cierta preocupación en torno a la subida de los datos de usuario a los servidores en la nube, lo que podría plantear un riesgo de infección secundaria.