Los virus de macros añaden su código a las macros asociadas a documentos, hojas de cálculo y otros archivos de datos. El primer virus de macros, denominado Concept, apareció en julio de 1995, y los virus de macros (que principalmente infectan documentos de Word) posteriormente se convirtieron en el tipo de virus predominante hasta el cambio de siglo, cuando Microsoft desactivó las macros de forma predeterminada en Office (versiones desde Office 2000): desde entonces, los cibercriminales han intentado engañar a sus víctimas para que activen las macros a fin de que su macro infectada sea capaz de ejecutarse.

¿Cómo se propagan los virus de macros?

Los virus de macros suelen encontrarse incrustados en documentos o insertados como código malicioso en programas de procesamiento de texto. Pueden proceder de documentos adjuntos a mensajes de correo electrónico o del código que se haya descargado al hacer clic en enlaces de phishing de anuncios de banner o direcciones URL. Estos virus son difíciles de detectar porque solo se activan cuando se ejecuta una macro infectada, momento en el que realizan una serie de comandos. Un virus de macros se asemeja mucho a un virus troyano: parece benigno y los usuarios no notan ningún efecto inmediato. No obstante, a diferencia de los troyanos, los virus de macros pueden multiplicarse e infectar otros ordenadores.

Riesgos

El principal riesgo de los virus de macros es su capacidad para expandirse rápidamente. En cuanto se ejecuta una macro infectada, se infecta el resto de documentos que hay en el equipo de un usuario. Algunos de estos virus provocan anormalidades en los documentos de texto, como palabras que faltan o palabras nuevas, mientras que otros acceden a las cuentas de correo electrónico y envían copias de los archivos infectados a todos los contactos del usuario, que abrirán y accederán a estos archivos porque provienen de una fuente de confianza.

Estos virus también pueden estar diseñados para borrar o poner en peligro los datos almacenados. Asimismo, es importante tener en cuenta que los virus de macros se propagan entre plataformas; es decir, pueden infectar equipos con sistema operativo Windows y Mac a través del mismo código. Todo programa que utilice macros puede funcionar como host y todas las copias que se hagan de un programa infectado que se envíen por correo electrónico o que se guarden en un disco duro o una unidad USB incorporarán dicho virus.

Para eliminar este tipo de virus, los usuarios deberán utilizar un software de seguridad que ofrezca funciones específicas para la detección de virus de macros así como herramientas de eliminación. Se recomienda realizar análisis periódicos para limpiar los posibles documentos infectados y garantizar que no se vuelven a descargar nuevos virus informáticos.

Tipos de virus de macros

Los virus de macros se pueden encontrar en varias formas diferentes. Aunque algunas personas consideran que son una reliquia de finales de la década de los noventa, en realidad, han resurgido en los últimos años, lo que ha obligado a los usuarios a aumentar la vigilancia.

  • Virus Concept
    Concept fue el primer virus de macros, apareció en julio de 1995 e iba dirigido a Microsoft Word. Los virus de macros se convirtieron posteriormente en el tipo de virus predominante.
  • Virus Melissa
    Melissa hizo historia como el primer virus de macros con rasgos de gusano de correo electrónico. Comenzó a propagarse a través del correo electrónico el 26 de marzo de 1999 e infectó a decenas de miles en cuestión de horas. Fue una de las epidemias más graves de la historia de Internet.

Otros artículos y enlaces relacionados con las definiciones

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar