content/es-es/images/repository/isc/2020/keepkidssafecovid1.jpg

El brote de coronavirus ha llevado a que se cierren colegios y se implementen medidas de contención social en todo el mundo. Como resultado, los niños pasan más tiempo en línea, ya que las familias dependen de la tecnología digital para aprender, socializar y mantenerse conectadas con el mundo exterior.

Si bien Internet ha probado ser un recurso valioso para conectarse durante la crisis al permitir que no se interrumpan distintas actividades, el tema de la seguridad de los niños en línea ha ganado más importancia. Con muchos colegios cerrados y padres trabajando desde casa, es más probable que los niños utilicen Internet sin supervisión.

En este artículo, analizaremos algunos de los temas más importantes de seguridad en Internet para los niños y cómo puede proteger a los niños en línea.

Amenazas y peligros a los que se enfrentan los niños en Internet

Durante la pandemia, como los niños pasan más tiempo en línea, están más expuestos a los riesgos potenciales. Los niños se enfrentan a un amplio rango de amenazas y peligros en Internet, entre ellos:

Compartir demasiada información sobre ellos mismos en línea

 Es fácil sentirse anónimo en Internet, y los niños pueden no estar al tanto de las consecuencias de la huella digital que están creando. Por ejemplo, pueden publicar información personal identificable en sus perfiles de redes sociales que no debería publicarse. Podría ser cualquier cosa, desde imágenes de momentos personales embarazosos hasta las direcciones de sus domicilios o los planes para sus vacaciones en familia. También pueden publicar contenido del que luego se arrepientan.

Acoso cibernético

El acoso cibernético puede ir desde el envío de mensajes amenazantes o con burlas por correo electrónico, mensaje de texto, redes sociales o mensajes instantáneos hasta el pirateo de una cuenta de correo electrónico o el robo de la identidad en línea para hacer daño o humillar a alguien.

Grooming o engaño pederasta

Es posible que los niños no sepan exactamente con quién hablan. La explotación cibernética puede incluir el envío de material o mensajes sexuales sugerentes para hacer que un niño quiera encontrarse en persona en la vida real. Los depredadores pueden convencer a un niño de que participe en actividades inapropiadas por indicación del delincuente o que se tome fotos o grabe vídeos para enviarle, que luego podrían usarse para amenazar o extorsionar al niño.

Phishing

Es decir, correos electrónicos que engañan a las personas para que hagan clic en enlaces o archivos adjuntos con contenido malicioso. Esto puede ser algo especialmente peligroso para los niños, ya que el mensaje de correo electrónico puede parecer provenir de alguien que conocen, como un amigo o un familiar. También puede hacerse con aplicaciones de mensajería o por mensaje de texto, algo que se llama "smishing".

Cargos ocultos de publicidad y compras dentro de aplicaciones

Es posible que los niños no sean conscientes del lado comercial escondido en los juegos, aplicaciones y sitios web. Por ejemplo, los juegos para móviles que persuaden a los niños para que compren productos virtuales con la tarjeta de crédito de sus padres mientras juegan. Estos juegos se han bautizado como "aplicaciones anzuelo" en demandas colectivas. 

Radicalización

La exposición a puntos de vista considerados radicales o extremos, bien sean políticos, religiosos, sexistas o racistas.

Contenido no apropiado para la edad o contenido dañino

Por ejemplo, una anuncio publicitario explícito que aparece en un juego gratuito, un personaje de un dibujo animado en un entorno adulto o un foro que trata temas no apropiados para niños.

Descarga involuntaria de malware

 El malware es un software de ordenadores que se instala sin el conocimiento o el permiso de la víctima y realiza acciones perjudiciales en el ordenador. Los delincuentes informáticos suelen engañar a sus víctimas para que descarguen malware. El phishing es uno de esos engaños, pero hay otros, como convencer a las víctimas para que descarguen supuestos juegos, que pueden cautivar especialmente a los niños. Asegurarse de tener un software de seguridad cibernética completo y para todos los dispositivos, y protecciones relacionadas puede ayudarle a proteger el ordenador de su hijo frente al malware de ese tipo.

Diez consejos para asegurar la protección de su hijo en línea

  1. Configure los controles parentales y los filtros para Internet. El software como Kaspersky Safe Kids se ha diseñado específicamente para ayudarle a proteger a los niños en línea. Incluye una aplicación en el dispositivo de su hijo además de una en su teléfono, lo que le permite ver informes y personalizar la configuración. Incluso le permite gestionar el acceso a los juegos y a las aplicaciones inapropiados.
  2. Asegúrese de que su hijo tenga en funcionamiento los programas antivirus y software más recientes. El software antivirus protege sus dispositivos frente a las amenazas entrantes y busca, elimina y alerta sobre posibles amenazas para el sistema. Aparecen virus nuevos constantemente, y el software antivirus debe mantenerse al día con las amenazas más recientes.
  3. Asegúrese de que la configuración de privacidad de su hijo sea lo más estricta posible. Casi todas las aplicaciones de redes sociales poseen configuraciones de seguridad que se pueden ajustar. Examínelas y siéntese con su hijo para ajustarlas juntos.
  4. Tape las cámaras web que no se estén utilizando. Algunas personas lo hacen con cinta adhesiva o algo similar luego de haber leído relatos perturbadores sobre malware que permite que otros le espíen a través de las cámaras web.
  5. Revise con regularidad las listas de amigos de su hijo y bloquee los contactos sospechosos o indeseados.
  6. Desactive las compras dentro de las aplicaciones en los dispositivos en los que sea posible:

    En iOS:

    • Abra la configuración y seleccione "Tiempo en pantalla". Si esta opción no está activada por defecto, actívela.
    • Toque continuar y elija la opción "Este es mi teléfono" o "Este es el teléfono de mi hijo".
    • Si es su teléfono, deberá elegir un código. Si es el de su hijo, deberá seguir los pasos mostrados para establecer un código para padres
    • Toque Contenido y Restricciones de privacidad e introduzca el código. Active Contenido y Privacidad.
    • Elija Compras en iTunes y App Store.
    • Seleccione Compras dentro de la app y cambie la opción a "No permitir".

    Para Android

    • Google Play
    • Abra Configuración.
    • Vaya a "Controles del usuario".
    • Elija "Establecer o cambiar PIN" y elija el PIN.
    • Vuelva a Configuración del usuario y active "Usar PIN para compras".

  7. Asegúrese de que no se puedan identificar las ubicaciones. Es buena idea pedirle a los niños que no etiqueten las fotos con la ubicación geográfica en las redes sociales, ya que sirve para revelar su ubicación. En sus dispositivos, puede apagar los servicios de ubicación para que no pueda rastrearse su ubicación física.
  8. Establezca reglas claras sobre el uso apropiado de Internet, determine cuándo, por qué y durante cuánto tiempo se puede utilizar.
  9. Esté atento para notar señales de disgusto o angustia relacionadas con el uso de Internet, y decida cuándo debe buscar ayuda. Por ejemplo, si el niño parece distante, disgustado o enfadado después de haber utilizado Internet o enviar mensajes de texto. Organizaciones de caridad como NSPCC en el Reino Unido, Childnet en Estados Unidos o National Centre Against Bullying en Australia disponen de recursos para orientarle.


Consejos para padres y tutores

La naturaleza intensa de la cobertura de los medios sobre el coronavirus puede ser preocupante o perturbadora para los niños. Hay muchos recursos digitales de organizaciones de renombre como UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) disponibles para que usted y su hijo puedan aprender juntos sobre el virus.

Algunas de las formas para apoyar a su hijo en este momento son:

  1. Dé un buen ejemplo con su conducta en línea. Anime a sus hijos a que sean amables y respetuosos con los demás. Además, recuérdeles qué cosas podrían verse en el fondo.
  2. Familiarícese con las políticas del colegio y las líneas de ayuda disponibles para informar en caso de acoso cibernético o contenido inapropiado en línea. El cyberbullying (o acoso cibernético) quiere decir que su hijo puede recibir o ser el objetivo de comentarios, mensajes o publicaciones de contenido grosero. Es posible que les excluyan de grupos en línea, lo que puede aumentar los niveles de estrés y los sentimientos de aislamiento. Esté preparado para la posibilidad de que su hijo pueda haber participado o sufrido cyberbullying.
  3. Tenga en cuenta que las publicidades en línea pueden promocionar comida poco saludable, estereotipos de género o material no apropiado para niños, y que el tiempo adicional que se pasa en Internet significa que el niño estará más expuesto a este tipo de contenidos. Ayúdeles a reconocer las publicidades en línea y use esa oportunidad para explorar con ellos algunos de los mensajes a los que está expuesto que puedan ser negativos.
Coronavirus internet safety for kids”

Actividades en línea que puede hacer con sus hijos

Un sitio web como Commonsense.org contiene numerosas actividades o ideas para clases diseñados para formar a los niños sobre la seguridad en Internet. Estas actividades se agrupan por edad para que sea sencillo encontrar material para su hijo. Algunos de los temas son:

  • Cómo visitar sitios web de forma segura
  • ¿Cómo mantenerse seguro y ser responsable y respetuoso en línea?
  • ¿Qué tipo de información no debo divulgar cuando utilizo Internet?
  • ¿Cómo mantener amistades en línea de forma segura?
  • ¿Cómo hablar de forma segura con conocidos en línea?

La AFT también tiene un grupo de recursos para la seguridad en Internet, los cuales puede usar con su hijo. También puede consultar Childnet, Internet Matters y los recursos para clases del sitio web de la oficina del comisionado para seguridad en línea de Australia.

También le sugerimos hacer un "contrato cibernético" con sus hijos que establezca claramente qué pueden hacer y que no pueden hacer cuando utilicen Internet. Pueden firmarlo tanto usted como los niños, y dejarlo en un lugar visible del hogar para que sea un recordatorio para todas las partes firmantes. También es importante equilibrar el tiempo de ocio en línea con las actividades fuera de línea, lo que incluye el tiempo que se debe estar fuera de casa (de ser posible).


Cómo hablar con su hijo sobre la seguridad en Internet durante la pandemia de coronavirus

Durante la pandemia, los padres y tutores se enfrentan a cargas económicas potencialmente elevadas y a un enorme esfuerzo por equilibrar el trabajo con la formación en casa. En este contexto, puede ser una dificultad tener que controlar a sus hijos en todo momento, incluido lo que hacen en Internet. Es difícil y estresante asegurar que los hogares funcionen correctamente durante estos tiempos inciertos, y esto incluye la seguridad en línea para los niños. Aun así, es importante mantener abierto el diálogo con sus hijos sobre la seguridad en línea:

  • Sea realista: demuéstreles que sabe que utilizarán Internet para hacer sus deberes o para socializar con sus amigos.
  • Pregúnteles qué sitios web, aplicaciones y juegos utilizan. Construya una idea general de cómo pasan su tiempo en línea. Hágales saber que se interesa por sus vidas e intereses.
  • Pregúnteles si tienen preocupaciones relacionadas con Internet y dígales que, de ser así, pueden consultarle cualquier duda que tengan.
  • Asegúrese de que los niños comprendan que no son aceptables los comentarios groseros o discriminatorios, el acoso y los ataques. Dígales que si experimentan algo así, deben decírselo de inmediato a un adulto de confianza.
  • Si piensa que una aplicación o sitio web no es apropiado para niños, sea claro y explíqueles a los niños por qué es así.
  • Pregúntele a sus hijos qué creen qué es apropiado que los niños hagan en línea y qué no, así se podrán sentir parte del proceso.
  • Pregúnteles sobre sus amigos en línea y cómo saben que son quienes dicen ser.
  • Pregúntele al niño si sabe a dónde acudir si necesita ayuda y cómo mantenerse seguro. ¿Saben sus hijos dónde pueden ajustar la configuración de privacidad? ¿O saben cómo informar o bloquear a usuarios que podrían molestarles?
  • Dígales que no compartan información que les identifique en línea, como su nombre completo, dirección, hermanos o quiénes son sus padres.
  • Asegúrese de que los niños tengan contraseñas fuertes, ya que los delincuentes informáticos están un paso más cerca de acceder a sus datos si logran descifrar las contraseñas. Podría ayudarles tener una herramienta de gestión de contraseñas.
  • Trate de que utilicen el ordenador en una zona común dentro de la casa para que haya adultos cerca.
  • Revise los dispositivos (teléfonos, tablets y ordenadores) para ver qué funciones de control parental y seguridad en la web están disponibles y diseñadas para ese dispositivo en particular.

Si le preocupa que su hijo pueda haber sido víctima de alguna interacción inapropiada, debería informar a la policía. Si su hijo es víctima de acoso, puede comunicarlo a alguna agencia relevante de su país. Por ejemplo, en Estados Unidos, debería hacerlo a la iniciativa Stop Bullying del gobierno. 

Por último, recuerde que conectarse con los demás es más importante que nunca durante la pandemia. Ahora es un buen momento para que demostrar amabilidad y empatía durante sus interacciones virtuales, y para que cree oportunidades para que su hijo tenga interacciones en línea positivas con amigos, con familiares y con usted. 

Artículos relacionados:

Cómo proteger a los niños en línea durante la actual pandemia del coronavirus

La seguridad cibernética para los niños nunca ha sido tan importante como ahora, durante la pandemia de coronavirus. Proteja a sus hijos en línea con estos consejos de seguridad para Internet.
Kaspersky Logo