Internet Safety | Tips to Protect Yourself Online | Kaspersky Lab ES

Las contraseñas son una herramienta de seguridad básica, uno de los elementos clave para garantizar la seguridad y la privacidad en Internet. Por desgracia, las contraseñas son también una fuente de frustración infinita para los usuarios de equipos y los expertos en seguridad. A los usuarios les preocupa olvidar sus contraseñas y se cansan de la tediosa tarea de recordar varias contraseñas. Por eso, suelen elegir contraseñas que son ridículamente fáciles de descifrar. Incluso cuando los usuarios eligen contraseñas seguras, no suelen cambiarlas durante años, lo que aumenta el riesgo de que, tarde o temprano, los hackers puedan averiguarlas. Pero con una herramienta de gestión de contraseñas podrías asegurarte de que obtendrás una protección fuerte, segura y actualizada de la contraseña para ti y tu negocio.

El tiempo, el enemigo de las contraseñas seguras

Los expertos en seguridad ofrecen varios puntos de asesoramiento sobre las contraseñas. El primero y más básico es el de elegir contraseñas seguras, lo que implica que los ciberdelincuentes no podrán adivinarlas fácilmente. "Contraseña", "12345" y "Princesa", todas ellas muy utilizadas, no son contraseñas seguras. Las contraseñas seguras no deben deletrear una palabra y deben contener una combinación aleatoria de letras, números y caracteres especiales. Algunos especialistas en seguridad han recomendado nuevos enfoques como, por ejemplo, la utilización de las primeras letras de una frase que puedas recordar con facilidad, pero que sería difícil de adivinar.

Un elemento básico del asesoramiento sobre las contraseñas es que se deben cambiar regularmente, al menos cada 90 días. Cuanto más tiempo permanece inalterable una contraseña, hasta la más segura, mayor es el riesgo de que los hackers sean capaces de descifrarla mediante generadores aleatorios, o que de alguna forma se vea comprometida.

El reto de las contraseñas empresariales

Todos estos problemas con las contraseñas se ven acrecentados en las empresas, ya que una red empresarial está tan protegida como su eslabón más débil. Un empleado o socio de negocios con una contraseña débil puede terminar poniendo en peligro a toda la red. Establecer y aplicar una política de seguridad es una necesidad básica para todas las empresas. Sin embargo, la experiencia demuestra que aconsejar y exhortar a los usuarios de la empresa a seguir unas buenas prácticas de seguridad no es suficiente. Esto es de especial importancia en lo referente a las contraseñas.

El enfoque más eficaz para la protección de contraseñas es el hecho de incorporarlas. Y la buena noticia es que existen herramientas de gestión de contraseñas disponibles para este fin. Estas herramientas permitirán a los usuarios establecer, recordar y actualizar las contraseñas. Las herramientas de gestión de contraseñas también garantizan que las contraseñas son fuertes y que se actualizan con regularidad.

Las herramientas de seguridad gratuitas, por sí mismas, nunca son una protección suficiente. Pero una versión de prueba gratuita de seguridad en Internet puede ser una buena forma de probar una solución de seguridad y ver si funciona para tu empresa. Lo peor que se puede hacer es ignorar el problema de las contraseñas con la esperanza de que desaparezca. Protege la red de tu empresa mediante la adopción de una solución de gestión de contraseñas sólida.

Otros artículos y enlaces relacionados con la gestión de contraseñas