Skip to main

Millones de personas en todo el mundo utilizan aplicaciones y sitios web de citas online. Son muchas las personas que han encontrado compañía y amor en Internet. Pero al mismo tiempo, las estafas de citas online tampoco dejan de aumentar.

Las estafas de citas online, también conocidas como estafas románticas o fraude amoroso, se producen cuando alguien cree que ha conocido una persona afín en una aplicación o sitio de citas y, en realidad, es un estafador con un perfil falso. El estafador manipula o engaña a la otra persona para ganarse su confianza a lo largo del tiempo. Así, al final podrá pedirle dinero u obtener suficiente información personal sobre ella para robarle la identidad.

Este tipo de delito es muy frecuente. En 2016, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos recibió 11 235 quejas sobre estafas románticas y de citas. En 2020, la cifra ascendió a 52 593. Las pérdidas por las estafas de citas en los Estados Unidos alcanzaron los 300 millones de dólares en 2020. En el Reino Unido, la cifra fue de 68 millones de libras. La pandemia del coronavirus fue el escenario perfecto para los estafadores de citas, ya que limitó las reuniones sociales e hizo que la gente pasara más tiempo en Internet.

Aunque cualquiera puede ser víctima de las estafas románticas, para las personas mayores puede suponer un gran riesgo económico. Los estafadores tienen como objetivo a las personas mayores, ya que es más probable que posean bienes que puedan robarles, como fondos de jubilación o viviendas. Se estima que alrededor de dos tercios de las víctimas de estafas amorosas son mujeres, con una edad media de 50 años.

Las estafas de citas online son muy perversas, ya que están en juego los sentimientos de las personas. En esta sección, se recopilan las estafas de citas online más habituales y las tácticas de los estafadores románticos. Además, se explica cómo denunciar a un estafador romántico y cómo protegerse contra los fraudes de citas.

¿Cuáles son las estafas de citas online más habituales?

La mayoría de las estafas de citas comienzan de forma bastante inocente. Los estafadores hacen que sus perfiles falsos sean lo más atractivos posibles y esperan a que las víctimas se pongan en contacto con ellos y empiecen la conversación. También pueden dirigirse ellos mismos a las víctimas, quizás aprovechando la excusa de que tienen intereses parecidos, un contacto en común o uno lejano. Cuando el estafador ya te ha engañado, toda situación es probable, pero a continuación presentamos los casos más típicos:

Estafas de romances militares

Los estafadores pueden utilizar el nombre y el parecido con un soldado real, o bien crear un perfil totalmente falso. Envían mensajes aparentemente creíbles, y se presentan como personas que están cerca del final de sus trayectorias profesionales, a menudo viudos por circunstancias trágicas y con hijos. Los están plagados de jerga militar, títulos y ubicaciones de bases, por lo que parecen admirables. Comienzan a establecer un fuerte vínculo emocional, pero antes de que se produzca el encuentro, al soldado lo trasladan.

Más tarde, llegan las peticiones de dinero, tal vez para poder pagar una buena conexión a Internet y los vuelos de vuelta a casa o cubrir las supuestas limitaciones de la cobertura médica militar o del plan de jubilación. En muchos casos, estos estafadores trabajan con uno o varios cómplices que se presentan como médicos o abogados para extraer un flujo constante de dinero. Las estafas de romances militares pueden durar entre meses y años hasta que las víctimas finalmente empiecen a sospechar.

Esta práctica es tan común que el Ejército de los Estados Unidos ha elaborado una hoja informativa para detectar aquellos estafadores románticos que se hacen pasar por soldados estadounidenses destinados en el extranjero. Consúltala aquí.

Chantajes sexuales

En este caso, los presuntos pretendientes, que viven en el extranjero, se ponen en contacto con las víctimas y se hacen "amigos" en muchas redes sociales. Después de un largo tiempo de cortejo, el estafador le propone a la víctima que se vean por videollamada para poder hablar. Casualmente, la cámara del impostor está rota, pero tras piropear a la víctima y ser un poco insistente, la convence para que se quite algo de ropa o realice algún acto sexual. El estafador revela entonces su verdadera identidad. Afirma haber realizado una grabación de vídeo y amenaza con compartir el vídeo con amigos que tienen en común en las redes sociales si la víctima no le envía dinero. Una vez que la víctima acepta el chantaje, comienza un bucle: se multiplican las peticiones hasta que la víctima finalmente se niega.

Sitios de citas falsos

Una alternativa algo diferente a los habituales sitios web de estafas y sitios de citas falsos son los servicios de citas que garantizan ofrecer encuentros reales, aunque están muy poco concurridos o repletos de estafadores. Una de las estafas más conocidas es la de los sitios web que te exigen crear un perfil con el fin de extraer tu información. Ten cuidado con los cuestionarios de registro que piden poca información en lo relativo a las citas, pero hacen más hincapié en los aspectos económicos o te preguntan el nombre de soltera de tu madre o de tu primer colegio (se trata de respuestas a preguntas de seguridad habituales).

Al principio, hay sitios de citas online gratis que parecen auténticos, pero acaban mostrando sus verdaderas intenciones cuando ya hace un tiempo que te has registrado. Es probable que recibas la oferta de una membresía premium gratis o alguna otra ventaja exclusiva a cambio de completar una encuesta con preguntas similares a las de la banca. No compartas información con la que se pueda acceder a datos privados o económicos, independientemente de los beneficios que te ofrezcan por ello.

Observa también si recibes mucha atención tras crear tu perfil. Si tu perfil solo contiene un par de líneas de texto, no tiene foto y no tienes preferencias establecidas pero comienzas a recibir mensajes de supuestos pretendientes, lo más probable es que te encuentres en un sitio de citas falso.

Estafas por código de verificación

Esta es una de las estafas más comunes en Tinder. Se trata de un correo electrónico o un mensaje que te pide verificar tu cuenta de Tinder. Es posible que el mensaje indique que Tinder está actualizando sus registros y que te pida verificar tu cuenta. En otro supuesto de estafa, puede que un match de Tinder te pida que verifiques tu cuenta antes de entablar una conversación.

En estos ejemplos, el estafador te incita a hacer clic en un enlace externo para verificar tu cuenta. Al hacer clic, se te pedirán datos personales, como tu nombre, dirección, número de teléfono, correo electrónico, número de la seguridad social y fecha de nacimiento, además de detalles bancarios o de tu tarjeta de crédito.

En Tinder hay cuentas verificadas, pero es algo que se hace internamente en la empresa. Para conseguir la marca de verificación azul junto al nombre de perfil, la aplicación exige a los usuarios que se hagan algunos selfies para luego compararlos con las fotos del perfil y ver que coinciden. Por lo tanto, ten mucho cuidado con cualquier forma de "verificación".

Estafas de malware

El malware es una amenaza común en la red, y también en los sitios de citas. Es el caso de Tinder, donde puede que un match hable bastante contigo y luego te enseñe más información en su página personal o incluso en perfiles falsos de Facebook e Instagram.

Sin embargo, estas páginas no son reales. Más bien, te redirigen a páginas web que contienen malware y spam. Allí, los emisores de spam te roban tus datos personales, lo que puede derivar en el robo de identidad y el fraude económico. En general, que en un sitio de citas online te quieran redirigir a otro sitio, puede ser una señal de alerta.

Estafas fotográficas

En este caso, se le pide a la víctima que envíe sus datos de contacto a cambio de fotos comprometidas del estafador. En realidad, al estafador le interesan los datos personales. También podría tratarse de una operación de bot fraudulenta que se vale de la emoción y la seducción al pedir que se divulguen fotos para poder acceder a los datos de la víctima, que pueden ser objeto de fraude económico.

Estafas de herencia

En este caso, el estafador sostiene que debe casarse para heredar todos los millones de dólares que le ha dejado su padre, tío o abuelo. En teoría, el matrimonio es un requisito previo que figura en la voluntad del familiar del hombre. Una joven contacta con la víctima para decirle que no puede sacar el oro de su país, dado que no puede pagar los derechos de aduana ni los impuestos de matrimonio.

Cuando el estafador ya ha creado un buen vínculo con su presa, le pide dinero para que puedan llevar el oro al país de la víctima. El estafador propone volar al país de la víctima para demostrarle que el oro es auténtico. De este modo, deberá enviarle dinero para el vuelo. Obviamente, el estafador nunca aparece.

Modalidades de estafas de citas online

Aunque estos sucesos parezcan improbables, es importante recordar que las víctimas suelen estar solas o ser vulnerables. Conforme pasa el tiempo, los estafadores se vuelven expertos en jugar con los sentimientos de sus víctimas y engañarlas. Estas son las historias que suelen repetirse en las estafas de citas online:

  • El estafador le dice a la víctima que necesita que le envíe dinero para pagar lo vuelos, o incluso un pasaporte, y así, ir a su país.
  • El estafador pretende que la víctima pague las facturas de su teléfono o le compre un nuevo ordenador portátil para que sigan en contacto.
  • El estafador necesita dinero para pagar un tratamiento médico, ya sea para él o para un miembro de su familia.
  • El estafador explica que le han confiscado objetos de valor en la aduana, por lo que necesita pagar ciertos impuestos antes de recuperarlos y poder reunirse con la víctima en su país.
  • El estafador dice que su jefe le ha pagado en giros postales y le pide a la víctima que cobre dichos giros postales y luego le transfiera el dinero al estafador. El banco finalmente anula la orden de pago, pero no la transferencia.
  • El estafador necesita dinero para finalizar sus estudios y poder visitar a su víctima.

Seguro que has oído hablar de los conceptos catfishing o estafas de catfishing en los fraudes amorosos. El catfishing se da cuando alguien crea una personalidad o identidad falsa en una red social o en un sitio de citas para atacar a una víctima en concreto. Además de los beneficios económicos, las razones del catfishing pueden limitarse simplemente a causar daños o a permitir que el delincuente cumpla una fantasía o un deseo. El concepto proviene de un documental de MTV de 2010 llamado Catfish: mentiras en la red.

Estafas de citas online

Señales de alerta de estafas románticas: Qué indicios buscar

Sea cual sea la plataforma o aplicación, tanto si son estafas de catfish en Facebook, estafas de citas en Instagram como estafas en Plenty of Fish o estafas de encuentros en Snapchat, entre otras, estas son las señales de alerta:

Intentan sacarte de la aplicación o del sitio de citas rápidamente:

Esto se debe a que las aplicaciones de citas online, a menudo, cuentan con equipos de atención al cliente que supervisan los comportamientos extraños. Si detectan que un usuario envía el mismo mensaje a varios usuarios o cualquier actividad extraña, lanzan la señal de alerta. Para evitarlo, los estafadores intentan redirigirte a otra plataforma, or ejemplo, WhatsApp. Utilizan excusas del tipo "Mi suscripción está a punto de caducar", "No me gusta conectarme aquí todos los días" o "Es más fácil hablar por WhatsApp que por aquí".

La conversación enseguida adquiere un tono romántico. 

Algo común en las estafas de catfishing es que el delincuente se lo toma en serio desde el principio. Es posible que te elogie con muchos cumplidos y que te prometa que se enamorará de ti. Quizás te diga que siente algo especial por ti, que eres su alma gemela o que nunca se ha sentido así por nadie. Según las víctimas, este giro suele producirse pronto.

El estafador te hace muchas preguntas personales. 

Esto se debe a que cuanto más sepa por ti, mejor podrá manipularte. Te contará algo suyo y te propondrá empezar a hablar por teléfono. Esto puede durar semanas o meses.

Su historia es contradictoria.

Si alguien miente, es más fácil olvidar lo que ha dicho anteriormente. Además, a veces los estafadores trabajan en equipos o con diferentes personas, todos bajo la misma identidad. Por lo tanto, sospecha si la persona con la que hablas parece incoherente. Si algunas partes de su historia no coinciden con las que contó antes, podría estar mintiendo.

Su foto de perfil parece de un modelo.

En las estafas de catfishing, se seduce a la víctima con fotos de perfil llamativas. Suelen ser imágenes de actores, modelos, o incluso de archivo. Si una foto de perfil parece falsa, es muy fácil comprobarlo. Unabúsqueda inversa de imágenesrevelará si su foto de perfil se está usando en algún otro sitio de Internet.

No aparece en la red.

Aunque algunas personas no utilizan las redes sociales e intentan que aparezca poca información sobre ellas en Internet, no encontrar nada sobre dicho individuo puede ser sospechoso.

Copia los textos.

Los estafadores no suelen molestarse en escribir los mensajes de su perfil, sino que los copian de otros sitios web o perfiles de citas. En este caso, es recomendable realizar una búsqueda del texto sospechoso en Internet para ver si hay alguna coincidencia. Si es así, no respondas.

No te llamará por Skype o por videollamada, tampoco quedará contigo en persona.

Siempre tiene una explicación para ello. Según las personas que suelen ser víctimas de estafa, la otra persona siempre busca excusas para no salir por la cámara. Evidentemente, lo hace porque no es la persona de su foto de perfil. No quiere ser identificado para evitar que se le rastree en un futuro.

Su vida parece una telenovela.

Un patrón común en las estafas de catfishing es que los delincuentes se inventan historias complejas sobre alguna enfermedad, tragedias familiares o accidentes graves. Así, generan empatía y retrasan el encuentro en persona. Si te parece sospechosa la vida de tu supuesta cita, puede que sea una estafa.

Vive lejos.

El estafador intenta consolidar una relación a distancia. De este modo, tiene una excusa para no quedar con su víctima. Así, tiene tiempo para seducir a la víctima y ganarse su confianza. En las historias que cuenta, hay una razón por la que es difícil que quedéis en persona. También se organiza para quedar con su víctima y cancelarlo en el último momento.

Te pide dinero.

Claramente, esta es la señal definitiva de que estás frente a un estafador de citas. La seducción y la manipulación, que duran semanas o meses, pueden derivar en la petición de dinero. Te dará varios motivos, pero debes negarte.

Cómo denunciar a un estafador de citas

Si has sido víctima de una estafa de citas online, no tengas miedo de hablar de ello. El fraude amoroso no suele denunciarse demasiado, ya que a las víctimas les da vergüenza contarlo cuando se dan cuenta de que han sido engañadas.

Hay varias jurisdicciones por todo el mundo a las que acudir a la hora de denunciar una estafa romántica. Estas son algunas:

También es recomendable denunciar la estafa en el sitio web o la aplicación de citas correspondiente. Envía el nombre de usuario del estafador y todos los detalles pertinentes que puedas, además de las conversaciones y transacciones. Así, los moderadores del sitio podrán tomar medidas y evitar que haya futuras víctimas.

Si has perdido dinero, deberías ponerte en contacto con tu banco lo antes posible y explicar lo que ha pasado.

Consejos de seguridad para tener citas online: Cómo protegerse de los estafadores de citas online

Sigue estos 12 consejos para evitar los peligros de las citas online:

  1. En las redes sociales, no aceptes peticiones de amistad de personas que no conozcas.
  2. No divulgues demasiada información personal en un perfil de citas, tampoco a alguien con quien solo hayas hablado por Internet. Los estafadores se aprovechan de datos como tu apellido o lugar de trabajo para manipularte o robarte la identidad.
  3. Accede a sitios de citas fiables y mantén conversaciones a través de su servicio de mensajería. Los estafadores querrán cambiar rápidamente a los mensajes, redes sociales o al teléfono. Así, no constará que te han pedido dinero en el sitio de citas.
  4. Tómatelo con calma. Hazle preguntas a tu presunta cita y fíjate en las contradicciones que te hagan pensar que es un delincuente.
  5. Sospecha del exceso de elogios. Pega el texto en un motor de búsqueda y comprueba si hay palabras que coinciden con las de sitios web que denuncian estafas románticas.
  6. No tengas una sensación de seguridad errónea porque seas tú quien haya iniciado el contacto. Los estafadores irrumpen en los sitios y aplicaciones de citas con perfiles falsos y esperan a que las víctimas acudan a ellos.
  7. No envíes fotos comprometedoras a desconocidos en la red con las que podrían hacerte chantaje en un futuro.
  8. Interrumpe el contacto inmediatamente si empiezas a sospechar que el individuo es un estafador. Comunícalo al sitio web o a la aplicación de citas en la que conociste al estafador.
  9. No hagas clic en enlaces o descargas de las biografías de los usuarios, tampoco en aquellos mensajes que creas que no sean pertinentes en la conversación que estás teniendo.
  10. Si decides reunirte con tu supuesta cita en persona, cuéntales a tu familia y amigos dónde vas a ir y queda en un espacio público. No es recomendable viajar al extranjero para quedar con alguien a quien no has visto nunca.
  11. No envíes dinero o tarjetas regalo ni reveles tus detalles bancarios a alguien que hayas conocido en la red.

En general, una forma inteligente de mantener la seguridad en la red es mediante un programa de antivirus integral, como Kaspersky Total Security, que te protegerá contra ataques, virus y malware.

Las estafas de citas online suelen captar a los usuarios vulnerables. Sin embargo, si sabes cómo son las estafas más habituales de catfishing y cómo evitar a los estafadores, te librarás del fraude amoroso y podrás establecer relaciones auténticas.

Artículos relacionados:

Cómo evitar las estafas de citas online

Las estafas románticas están en auge. Descubre las tácticas de los estafadores románticos, las estafas de citas online más habituales, el catfishing y cómo denunciar a un estafador de citas.
Kaspersky Logo