Tanto si utilizas un ordenador portátil, un ordenador de escritorio o un móvil, la protección contra el malware es una forma básica de proteger tu dispositivo. ¿Alguna vez te has preguntado qué es el malware en realidad? Para ayudarte a identificar y eliminar el malware de forma segura, trataremos los siguientes temas en este artículo:

  • Qué es el malware y los diferentes tipos que existen
  • Cómo funciona la protección contra malware y por qué es importante
  • Formas de saber si un dispositivo tiene malware
  • Cómo eliminar el malware de forma segura con Kaspersky Anti-Virus

¿Qué es el malware?

En pocas palabras, el malware es un software malicioso diseñado específicamente para causarte daños a ti o a tu dispositivo.

Si el ordenador portátil, el ordenador de escritorio o el móvil se infecta con malware, podría ralentizarse o dejar de funcionar por completo. El malware también puede eliminar o robar datos, poniendo en peligro tu privacidad.

¿Cómo puede infectarse tu dispositivo con malware?

El malware puede introducirse en el dispositivo de muchas formas diferentes. Por ejemplo, al hacer clic en un enlace o anuncio infectado, o bien al abrir un archivo adjunto de un correo electrónico spam.

Si no se controla, el malware puede causar estragos en el dispositivo, y podrías quedar expuesto al robo de datos. Afortunadamente, la mayoría del malware puede eliminarse fácilmente con Kaspersky Anti-Virus.

Random programming source code with syntax

Tipos de malware

El malware se comporta de muchas maneras diferentes. El malware podría estar oculto en los archivos adjuntos del correo electrónico, o bien utilizar la cámara del dispositivo para espiarte. Otro tipo de malware (ransomware) incluso mantiene tus archivos como "rehenes" hasta que pagues un rescate.

Hay varios tipos diferentes de malware. Veamos cada tipo y cómo se comportan para que puedas comprender la naturaleza de las amenazas a las que se enfrenta tu dispositivo:

Gusano

Los gusanos son un tipo de malware que se multiplica y se propaga de un ordenador a otro, sin infectar otros objetos del mismo ordenador. Pueden propagarse a través de las redes aprovechando las vulnerabilidades de los dispositivos.

Al igual que otros tipos de malware, los gusanos pueden dañar el dispositivo al consumir el ancho de banda y entregar cargas de código peligroso.

Adware

Adware significa software publicitario (del inglés "advertising-supported software"). Puede que des tu consentimiento para descargar adware por error. Este tipo de software no deseado es responsable de los anuncios emergentes ilegítimos.

A veces, los hackers incluyen spyware en el adware, convirtiéndolo en especialmente peligroso. Por lo tanto, asegúrate de que nunca haces clic en un anuncio que parece sospechoso.

Spyware

El spyware se diferencia del resto de categorías en que no es una definición técnica, sino un término genérico para programas tan diversos como el adware, el riskware y los troyanos.

El spyware puede supervisar tu actividad online, observar qué teclas pulsas y recopilar tus datos personales.

Virus

Un virus es un tipo de malware que puede multiplicarse y propagarse automáticamente por todo el sistema del dispositivo.

Bots

Los bots se crean para realizar operaciones específicas automáticamente.

Algunos bots se crean con fines legítimos. Por ejemplo, los bots pueden utilizarse para recopilar el contenido de una web con el fin de indexarlo en motores de búsqueda.

Cuando se utilizan de forma maliciosa, los bots pueden detectar y recopilar datos personales para que los cibercriminales puedan aprovecharlos.

Ransomware

El ransomware bloquea el acceso a tu dispositivo o retiene los archivos en el dispositivo hasta que se pague un rescate. Los hackers utilizan el ransomware para solicitar el pago de los usuarios a cambio de recuperar el control de sus dispositivos.

Rootkit

Un rootkit es un programa que los cibercriminales utilizan para evitar la detección mientras obtienen acceso no autorizado a un ordenador. Los hackers utilizan rootkits para acceder a tu información de forma remota y robarla.

Caballo de Troya

Un caballo de Troya, o troyano de forma abreviada, es malware disfrazado de un archivo normal, pero que lleva a cabo una operación peligrosa en el ordenador. Al descargar un troyano, puede que no te des cuenta de que estás instalando malware.

Los troyanos pueden llevar a cabo una serie de funciones, entre las que se incluye el robo de tus datos. Algunos ejemplos de troyanos son:

  • Programas de instalación de troyanos (Trojan-Droppers): son programas que contienen código con la capacidad de instalar programas maliciosos en el ordenador de forma secreta.
  • Programas de descarga de troyanos (Trojan-Downloaders): pueden descargar e instalar nuevas versiones de programas maliciosos en el ordenador.
  • Troyanos espías: realizan un seguimiento de tu actividad y envían información sobre tu comportamiento a los cibercriminales.
  • Troyanos bancarios: estos programas se disfrazan de aplicaciones genuinas y roban información bancaria cuando los descargas.
  • Troyanos backdoor (de puerta trasera): estos programas maliciosos se introducen en tu ordenador aprovechando las vulnerabilidades sin tu conocimiento.

¿Por qué es importante la protección contra malware?

La protección contra malware es la mejor forma de protegerse frente a las amenazas online.

Si no tomas las medidas adecuadas para protegerte del malware, corres el riesgo de que roben o utilicen tanto tu dispositivo como tus datos privados (por ejemplo, tu información bancaria). Para mantener tus dispositivos y datos a salvo, la protección contra malware es esencial.

Cómo protegerse contra el malware

A medida que el malware se hace más sofisticado y que nosotros almacenamos cada vez más datos personales online, la amenaza de que el malware robe nuestros datos privados para que se utilicen con fines ilícitos nunca había sido más real ni peligrosa.

Pero existen varias formas de protegerse. Sigue las recomendaciones que indicamos a continuación para asegurarte de que estás haciendo todo lo posible para prevenir que el malware infecte tus dispositivos y acceda a tu información personal.

Utiliza protección antivirus

Protege tu ordenador del malware con Kaspersky Anti-Virus. Nuestro software avanzado analiza automáticamente tu ordenador para detectar amenazas y, si tu sistema está infectado con malware, nuestra tecnología lo eliminará de tu dispositivo y te informará.

Instala software antivirus en el teléfono

En esencia, los smartphones son pequeños ordenadores que caben en el bolsillo. Dado que muchos de nosotros utilizamos nuestros teléfonos tanto como nuestros ordenadores portátiles o de escritorio, si no con más frecuencia, estos también son susceptibles de infectarse con malware. Por lo tanto, lo más lógico es que protejas tu teléfono de posibles ataques de malware, al igual que haces con tus ordenadores.

Para disfrutar del mejor nivel de protección para el teléfono, recomendamos Kaspersky Antivirus for Android o Kaspersky Security Cloud for iOS si eres usuario de iPhone.

Descarga solo aplicaciones de sitios de confianza

Para reducir el riesgo de obtener malware, descarga aplicaciones, software o archivos multimedia solo de sitios de confianza. Puedes lograrlo utilizando exclusivamente Google Play Store si tienes un dispositivo Android, o bien la App Store si tienes un iPhone. Recuerda que no debes descargar archivos ni aplicaciones de sitios desconocidos. Si lo haces, tienes más probabilidades de descargar malware de forma accidental, e incluso sin saberlo.

Comprueba el desarrollador en las descripciones

Aunque es poco frecuente, el software infectado con malware puede colarse en sitios de confianza. Por este motivo, obtén siempre información sobre el desarrollador en la descripción. ¿Son conocidos? Búscalos rápidamente en Google y descúbrelo. Si no encuentras información sobre los desarrolladores online, evita descargar los archivos para protegerte.

Lee las revisiones de los usuarios

Asegúrate de leer las revisiones de los usuarios sobre cualquier software o aplicación que quieras descargar. ¿Las revisiones parecen legítimas? Los hackers que intentan atraer a los usuarios para que descarguen malware pueden publicar revisiones falsas, por lo que debes ser minucioso y comprobar cualquier cosa sospechosa que detectes.

Merece la pena recordar que si una aplicación o un programa sólo recibe elogios, debería sonar una señal de alarma. Una aplicación debería tener una combinación de opiniones que destaquen tanto las ventajas como los inconvenientes.

Comprueba el número de descargas

Es poco probable que las aplicaciones infectadas con malware tengan muchas descargas. Sin embargo, las aplicaciones con millones de descargas tienen menos probabilidades de ser malware. Si la aplicación es popular (es decir, tiene muchas revisiones y descargas), no tienes que preocuparte tanto: las probabilidades de que la aplicación sea malware serán mucho menores.

Comprueba los permisos solicitados

Echa un vistazo a los permisos que una aplicación o un software te solicita. ¿Los permisos solicitados parecen razonables? Si lo que se solicita no parece necesario para la función que va a desempeñar la aplicación o el software, ten cuidado y no descargues la aplicación, o bien elimínala si ya la has instalado.

No hagas clic en enlaces no verificados

Evita hacer clic en los enlaces no verificados incluidos en los correos electrónicos o mensajes spam, o en los sitios web que parecen sospechosos. Al hacer clic en un enlace infectado, se puede iniciar automáticamente una descarga de malware.

Además, recuerda que tu banco nunca te pedirá que proporciones tu nombre de usuario y contraseña a través de un correo electrónico. Si recibes un correo electrónico solicitándolo, no hagas clic en el mismo, no facilites tu información (incluso si el correo electrónico parece legítimo) y ponte en contacto con tu banco inmediatamente para confirmar la legitimidad.

Mantén las aplicaciones y el sistema operativo actualizados

Actualizar el sistema operativo periódicamente es importante para la protección contra malware. Esto significa que tu dispositivo se beneficia de las últimas actualizaciones de seguridad del sistema.

Del mismo modo, actualizar las aplicaciones periódicamente en todos los dispositivos es fundamental. Esto permite al proveedor de aplicaciones o software aplicar parches de seguridad a las actualizaciones que los desarrolladores han añadido para ayudar a proteger el dispositivo y los datos.

No evites hacerlo: los hackers y el software malicioso confían en que no mantengas tus aplicaciones actualizadas para aprovechar las brechas del software y acceder así a tus dispositivos.

Ten cuidado al utilizar las redes Wi-Fi gratuitas

Cuando utilices el equipo portátil o el móvil en una cafetería o un lugar público, ten cuidado al utilizar las redes Wi-Fi gratuitas. Evita exponer los datos confidenciales al realizar operaciones bancarias y compras online. Si tienes que utilizar una red Wi-Fi gratuita, usa una conexión VPN como Kaspersky Secure Connection, que protege la conexión mediante el cifrado de tus datos.

Nunca utilices dispositivos USB desconocidos

Evita insertar dispositivos USB desconocidos en tu equipo portátil o de escritorio en todo momento. Si no sabes de dónde procede un dispositivo USB, puede que esté infectado con malware.

¿El malware ha infectado tu dispositivo?

¿Tu ordenador portátil, ordenador de escritorio o móvil se comporta de forma extraña? La mayoría del malware es discreto, y no puede verse a simple vista. Sin embargo, existen algunas señales de alarma que indican que el dispositivo puede estar infectado con malware.

Para diagnosticar una infección de malware, busca estas señales de alarma:

  • El dispositivo está ralentizado y todas las operaciones tardan más tiempo en completarse
  • Han aparecido aplicaciones o programas que no reconoces
  • Los programas o aplicaciones se bloquean sin motivo alguno
  • El consumo de datos del móvil ha aumentado inexplicablemente
  • El importe de la factura del móvil ha aumentado misteriosamente
  • Aparecen ventanas emergentes cuando el navegador está cerrado
  • La batería del móvil se agota rápidamente
  • El ordenador portátil, el ordenador de escritorio o el móvil se sobrecalientan

Eliminación de malware

Si crees que tu ordenador portátil, ordenador de escritorio o móvil está infectado, es importante tomar medidas inmediatamente para eliminar el malware.

A continuación se indican diez pasos sencillos para eliminar el malware de tu portátil u ordenador de escritorio:

  1. Descarga e instala Kaspersky Anti-Virus
  2. Desconéctate de internet para prevenir más daños por malware
  3. Reinicia el ordenador en "modo seguro"
  4. Elimina los archivos temporales con la herramienta "Liberador de espacio en disco"
  5. Ejecuta el análisis a petición en Kaspersky Anti-Virus y sigue las instrucciones que se proporcionan.
  6. Si se detecta malware, elimina el archivo o ponlo en cuarentena
  7. Reinicia el ordenador
  8. Cambia las contraseñas si crees que se han filtrado
  9. Actualiza el software, el navegador y el sistema operativo
  10. Vuelve a analizar el ordenador para comprobar que no hay más amenazas

¿Es tu móvil el que está infectado?

Una vez que hayas eliminado el malware de tu dispositivo, sigue nuestros consejos de protección contra malware para mantenerte protegido.

Descarga Kaspersky Anti-Virus hoy mismo para disfrutar de una tranquilidad y una protección absolutas.

¿Cómo eliminar el malware?

¿Cómo funcionan las herramientas de protección contra malware y la eliminación de malware? En esta guía te explicamos cómo proteger tus dispositivos.
Kaspersky Logo