Un caballo de Troya o troyano es un tipo de malware que a menudo se camufla como software legítimo. Los ciberladrones y los hackers pueden emplear los troyanos para intentar acceder a los sistemas de los usuarios. Normalmente, algún tipo de ingeniería social engaña a los usuarios para que carguen y ejecuten los troyanos en sus sistemas. Una vez activados, los troyanos pueden permitir a los cibercriminales espiarte, robar tus datos confidenciales y obtener acceso por una puerta trasera a tu sistema. Estas acciones pueden incluir las siguientes:

  • Eliminación de datos
  • Bloqueo de datos
  • Modificación de datos
  • Copia de datos
  • Interrupción del rendimiento de ordenadores o redes de ordenadores

A diferencia de los virus y los gusanos informáticos, los troyanos no pueden multiplicarse.

Cómo pueden afectarte los troyanos

Los troyanos se clasifican en función del tipo de acciones que pueden realizar en el ordenador:

  • Puerta trasera (Backdoor)
    Un troyano backdoor (de puerta trasera) proporciona el control remoto del ordenador infectado a los ciberdelincuentes. Estos troyanos permiten al ciberdelincuente hacer todo lo que desee en el ordenador infectado, como enviar, recibir, iniciar y eliminar archivos, mostrar datos y reiniciar el ordenador. Los troyanos backdoor (de puerta trasera) a menudo se utilizan para unir un conjunto de ordenadores infectados para formar un botnet o una red zombi que se puede utilizar con objetivos delictivos.
  • Exploit
    Los exploits son programas que contienen datos o código que se aprovechan de una vulnerabilidad del software de aplicaciones que se ejecuta en el ordenador.
  • Rootkit
    Los rootkits están diseñados para ocultar ciertos objetos o actividades en el sistema. A menudo, su objetivo principal es evitar la detección de programas maliciosos con el fin de ampliar el periodo en el que los programas pueden ejecutarse en un ordenador infectado.
  • Trojan-Banker (Troyano Bancario)
    Los programas Trojan-Banker, o troyanos bancarios, están diseñados para robar tus datos bancarios de sistemas de banca online, sistemas de pago electrónico y tarjetas de débito o crédito.
  • Trojan-DDoS
    Estos programas realizan ataques DoS (denegación de servicio) contra una dirección web específica. Mediante el envío de una gran cantidad de solicitudes (desde tu ordenador y otros ordenadores infectados), el ataque puede saturar la dirección de destino y originar una denegación de servicio.
  • Trojan-Downloader
    Los programas de descarga de troyanos, Trojan-Downloader, pueden descargar e instalar nuevas versiones de programas maliciosos en el ordenador, incluidos troyanos y adware.
  • Trojan-Dropper
    Los hackers utilizan estos programas para instalar troyanos y virus, o bien para evitar la detección de programas maliciosos. No todos los programas antivirus pueden analizar todos los componentes incluidos en este tipo de troyano.
  • Trojan-FakeAV
    Los programas Trojan-FakeAV simulan la actividad de software antivirus. Están diseñados para extorsionar al usuario a cambio de la detección y eliminación de amenazas, aunque estas no existan realmente.
  • Trojan-GameThief
    Este tipo de programas roba los datos de la cuenta de usuario de los jugadores online.
  • Trojan-IM
    Los programas Trojan-IM roban los datos de inicio de sesión y las contraseñas de los programas de mensajería instantánea, como ICQ, MSN Messenger, AOL Instant Messenger, Yahoo Pager, Skype, etc.
  • Trojan-Ransom
    Este tipo de troyano puede modificar los datos del ordenador para que no funcione correctamente o no puedas utilizar datos específicos. El cibecriminal solo restaurará el rendimiento del ordenador o desbloqueará los datos una vez que hayas pagado el dinero "de rescate" que solicita.
  • Trojan-SMS
    Estos programas pueden costarte dinero en forma de envío de mensajes desde el dispositivo móvil a números de teléfono con tarificación especial.
  • Trojan-Spy
    Los programas Trojan-Spy pueden espiar cómo utilizas el ordenador. Por ejemplo, mediante el seguimiento de los datos que introduces a través del teclado, la realización de capturas de pantalla o la obtención de una lista de aplicaciones en ejecución.
  • Trojan-Mailfinder
    Estos programas pueden recopilar las direcciones de correo electrónico del ordenador.
  • Otros tipos de troyanos:
    • Trojan-ArcBomb
    • Trojan-Clicker
    • Trojan-Notifier
    • Trojan-Proxy
    • Trojan-PSW

Cómo protegerse frente a los troyanos

Instalando un potente software antimalware, puedes proteger tus dispositivos (ordenadores de sobremesa, ordenadores portátiles, ordenadores Mac, tablets y smartphones) de los troyanos. Una solución antimalware eficaz (como Kaspersky Anti-Virus) detectará y evitará los ataques de troyanos a tu ordenador de sobremesa, mientras que Kaspersky Mobile Security proporciona protección universal antivirus para smartphones Android. Kaspersky Lab dispone de productos antimalware que protegen los dispositivos siguientes de los troyanos:

  • Ordenadores Windows
  • Ordenadores Linux
  • Ordenadores Mac de Apple
  • Smartphones
  • Tablets

Otros artículos y enlaces relacionados con los troyanos

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar