Como el nombre sugiere, se trata de un software diseñado para recopilar datos y enviarlos a un tercero sin tu conocimiento o consentimiento. Los datos recopilados se envían al creador de la aplicación o quizás a un tercero, y se pueden almacenar de forma que se puedan recuperar posteriormente. Algunos programas de spyware pueden supervisar las pulsaciones de teclas ('keylogger'), recopilar información confidencial (contraseñas, números de tarjetas de crédito, números PIN, etc.), recopilar direcciones de correo electrónico o rastrear tus hábitos de navegación. Además de todo esto, el spyware afecta inevitablemente al rendimiento de tu ordenador.

El adware, el pornware y el riskware incluyen programas desarrollados de forma legítima que, en algunas circunstancias, se pueden utilizar para exponer a los usuarios de ordenadores a amenazas específicas (incluido el spyware).

Aunque es probable que muchos de estos programas hayan sido desarrollados y distribuidos por empresas legítimas, puede que incluyan funciones que algunos creadores de malware decidan utilizar con fines malintencionados o ilícitos.

¿Cómo se puede evitar el spyware?

Cuando instales algún software en el ordenador, asegúrate de leer cuidadosamente toda la información, incluidos el acuerdo de licencia y la declaración de privacidad. A veces el software no deseado en una determinada instalación de software puede estar realmente documentado, y puede aparecer al final de un acuerdo de licencia o de una declaración de privacidad.

Obtén más información sobre las amenazas y cómo puede Kaspersky Lab protegerte de ellas:

Otros artículos y enlaces relacionados con el adware, el pornware y el riskware

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar