Con el fin de cometer una amplia variedad de cibercrímenes (incluidos el robo de datos bancarios, la generación de ingresos a través de números de teléfono con tarificación especial o la reclamación de pagos "de rescate"), los cibercriminales han creado y propagado gusanos de red, muchos de los cuales han causado epidemias en Internet.

Ataques masivos de virus informáticos

En función de su objetivo, los cibecriminales pueden cambiar el método de propagación de los virus informáticos. En muchas ocasiones, el cibecriminal intentará instalar troyanos en el mayor número posible de ordenadores de todo el mundo. Algunos ejemplos anteriores de dichos gusanos son los siguientes:

  • Mydoom
  • Bagle
  • Warezov (gusano de correo electrónico)

Limitación de la propagación del ataque de un virus informático

En algunos casos, en lugar de intentar propagar infecciones de virus informáticos a través del mayor número posible de usuarios, el cibecriminal puede limitar de forma deliberada el número de ordenadores que infectan. De esta forma, los cibecriminales pueden evitar atraer demasiado la atención, en especial la de los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Con el fin de limitar el número de infecciones, puede que el cibecriminal decida no utilizar un gusano de red sin control y, en su lugar, recurra a un sitio web que haya infectado con un troyano. Así, podrá supervisar el número de visitantes del sitio web y definir un límite para el número de ordenadores que el troyano atacará.

Protección de los dispositivos y datos

Para obtener más información sobre la protección contra troyanos, gusanos y virus, haz clic en los enlaces siguientes:

Otros artículos y enlaces relacionados con los métodos de distribución de virus

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar