<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=5DiPo1IWhd1070" style="display:none" height="1" width="1" alt=""/>

Un firewall actúa a modo de protección de un ordenador local frente a virus, gusanos, troyanos y ataques de hackers "por fuerza bruta". Puede adoptar forma de software (un programa de seguridad) o de hardware (un router físico), pero ambas realizan la misma función: analizar el tráfico de red entrante para garantizar que no contiene datos incluidos en la lista negra. Los firewalls analizan cada "paquete" de datos (cantidades reducidas de un total más grande que facilitan el proceso de transmisión) para garantizar que estos paquetes no incluyan contenido malicioso.

Este análisis adopta varias formas: en primer lugar, un firewall puede supervisar cualquier solicitud de acceso y analizar el servicio que realiza dicha solicitud para asegurarse de que cuenta con un nombre de dominio y una dirección de Internet conocidos. Por otro lado, los firewalls pueden examinar al completo cada paquete de datos entrantes para buscar cadenas con código incluido en la lista negra. Finalmente, los firewalls pueden evaluar los paquetes en función de su similitud con otros paquetes que se hayan recibido o enviado recientemente. Si estos paquetes contienen niveles aceptables de similitud, podrán pasar a través del firewall.

Ventajas

Al igual que si se tratara de apagar un incendio, el objetivo final de un firewall o cortafuegos es cortar el paso a todo lo que pueda dañar el equipo de un usuario. Ya sean de un proveedor de software o de un proveedor de seguridad, los firewall son necesarios.

Los sistemas operativos Windows incorporan un firewall que es conveniente dejar activado. Sin embargo, en el caso de una red doméstica, se recomienda utilizar una solución basada en hardware como, por ejemplo, un router. Las empresas de software de seguridad suelen incorporar soluciones de firewall con sus programas antivirus y, en muchos casos, estos firewalls son más sofisticados que los que se proporcionan como parte de un sistema operativo básico. Entre las funciones comunes de los firewalls se encuentran el registro y la generación de informes de ataques, tanto si llegan a ejecutarse como si no, y las notificaciones en caso de que se produzca una infracción de seguridad.

Desventajas

Entre las posibles desventajas se incluye la ralentización del tráfico de red, en particular si el ordenador local del usuario analiza los paquetes de datos al completo. Además, algunos firewalls bloquean sitios legítimos de forma accidental, aunque esto se puede corregir introduciendo excepciones en el panel de control del servicio y especificando qué sitios o puertos tienen permitido el acceso.