<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=5DiPo1IWhd1070" style="display:none" height="1" width="1" alt=""/>

El registro de pulsaciones de teclas es un método mediante el que se registra cada tecla que el usuario pulsa en el teclado del ordenador. Un keylogger puede estar basado en hardware o software y usarse como herramienta de control de IT legítima para uso tanto personal como profesional. No obstante, el registro de pulsaciones de teclas también se puede utilizar con fines delictivos. Normalmente, el registro de pulsaciones de teclas es un spyware malicioso que se utiliza para recopilar información confidencial, como contraseñas o datos financieros, que a continuación se envía a programas externos para su uso por parte de delincuentes.

¿Por qué el registro de pulsaciones de teclas supone una amenaza?

Cuando desconoces que todo lo que escribes a través del teclado del ordenador está siendo registrado, puedes exponer sin darte cuenta tus contraseñas, números de tarjetas de crédito, comunicaciones, números de cuentas bancarias y cualquier otro tipo de información confidencial a terceros. Los delincuentes pueden utilizar esa información en beneficio propio al acceder a tus cuentas antes incluso de que te des cuenta de que tu información confidencial ha sido vulnerada.

Los keyloggers pueden encontrarse en el sistema operativo de un ordenador, en el nivel de la API del teclado, en la memoria o en el nivel del núcleo. Detectar los programas de registro de pulsaciones de teclas o keylogging puede resultar complicado, ya que no siempre generan problemas informáticos apreciables como podría ser un proceso lento o un fallo técnico. Por otro lado, algunos programas antivirus podrían tener dificultades para detectar este spyware porque pasa totalmente desapercibido, puesto que suele aparecer como un archivo o tráfico normal y también puede reinstalarse solo.

Afortunadamente, puedes proteger tu equipo del software de registro de pulsaciones de teclas. Mantener actualizados tu sistema operativo, tus productos de software y los navegadores web con los parches de seguridad más recientes siempre debería formar parte de tu solución de seguridad. Sin embargo, la mejor defensa es instalar un buen producto antispyware que te proteja frente a las amenazas de malware de los programas de keylogging o recurrir a una solución de seguridad en Internet completa con potentes funciones que protejan frente a los programas de registro de pulsaciones de teclas.