La creciente integración de Internet en nuestra vida diaria fomenta la proliferación de preguntas sobre la privacidad y la seguridad en la Web. Proteger tu información personal y tus datos privados y financieros puede parecer difícil, pero basta con seguir unos cuantos consejos para evitar la gran mayoría de las estafas, el spyware y las violaciones de la intimidad.

Consejo 1: presta atención

La mejor herramienta para evitar el spyware y protegerse en Internet es el sentido común. Como regla general, desconfía del software gratuito sin ningún tipo de actualizaciones ni obligaciones, los sitios web plagados de anuncios llamativos o las conexiones Wi-Fi gratuitas en lugares inesperados. No confiar en tu intuición en cualquiera de estos casos puede acarrearte problemas. Si prestas atención en todo momento a lo que estás haciendo y tienes presente la seguridad en todas tus interacciones online, tendrás más posibilidades de evitar situaciones potencialmente peligrosas.

Consejo 2: comprueba la seguridad de los sitios web

Uno de los peligros que entraña el uso de Internet se deriva de la frecuencia con que los sitios web solicitan información personal, ya sea para iniciar sesión o para completar una transacción. Los hackers, los ladrones y los programadores de spyware son conscientes de ello y a menudo tratan de interceptar esta información durante las transacciones, por lo que debes cerciorarte siempre de que las empresas y sitios web con los que tratas son seguros. En primer lugar, suministra tus datos solamente a empresas reconocidas, y verifica que la dirección del sitio web de la empresa empieza por "https" y que muestra el símbolo de un candado en la barra de direcciones o en la parte inferior del navegador. Esto significa que el sitio cifra tus datos, por lo que a los ladrones o hackers que pudieran interceptar la transmisión les resultará prácticamente imposible sacarles provecho.

Consejo 3: emplea contraseñas seguras y variadas

A pesar de que para la gran mayoría de la población una contraseña es la protección más segura contra hackers y ladrones, en muchos casos se eligen contraseñas que parecen concebidas únicamente para facilitarle la vida a los amigos de lo ajeno. Al crear una contraseña, combina siempre letras y números e incluye un símbolo si el sitio web lo permite. Aunque puede que memorizarla te cueste algo más, a los hackers les resultará prácticamente imposible descifrarla.

Y no olvidemos un aspecto aún más importante: debes usar una contraseña diferente en cada sitio web. Piensa en la frecuencia con que utilizas el mismo nombre de usuario y contraseña en diferentes cuentas online. Los hackers eligen expresamente sitios poco seguros con el objetivo de acceder a grandes listas de nombres de usuario y sus correspondientes contraseñas, a sabiendas de que muchos internautas suelen utilizar la misma combinación de credenciales para todo tipo de operaciones, como sus transacciones bancarias online.

Aprovecha también la protección complementaria mediante la autenticación de dos factores que suelen ofrecer estos sitios web. Para iniciar sesión mediante este mecanismo, además de una contraseña se necesita un código que se envía a un dispositivo específico o a tu smartphone mediante SMS. Esto dificultará enormemente cualquier intento de acceso ilegal a tu cuenta.

Consejo 4: aprende a reconocer el spyware y a protegerte

El spyware probablemente sea la mayor amenaza para la privacidad y la seguridad en Internet y, sin embargo, pocos usuarios saben realmente en qué consiste y cómo funciona. En pocas palabras, el spyware es todo software que registra tus acciones o tu información sin que tengas conocimiento de ello. En algunos casos es relativamente inofensivo y se limita a hacer un seguimiento del historial de navegación manteniendo el anonimato de los datos que capta, mientras que en otros está diseñado específicamente para obtener tus credenciales de banca online, con el fin de permitir a los ladrones vaciar a placer tus cuentas bancarias.

Puesto que es casi imposible evitar el spyware sin recurrir a herramientas especializadas, es esencial que dispongas de programas antispyware y antivirus activos en tu ordenador. Estos programas escanean automáticamente cualquier software entrante en busca de firmas maliciosas y bloquean su instalación si el programa resulta sospechoso. Además, analizan los archivos presentes y controlan el tráfico de Internet, para garantizar que no haya spyware oculto en el equipo que envíe subrepticiamente información al terminal de un hacker.

Hay programas antispyware gratuitos en Internet, pero debes extremar las precauciones para que el ahorro no acabe saliéndote caro, ya que buena parte de estos programas son en realidad troyanos camuflados cuyo objetivo no es proteger tu equipo, sino infectarlo. Por ello, la mejor baza consiste en optar por una solución de una empresa líder del sector. Estas empresas no solo no tienen ningún interés en estafarte, sino que disponen de los recursos necesarios para actualizar sus bases de datos constantemente a medida que aparecen nuevas amenazas. Las mejores ofrecen, además, una versión de prueba gratuita, lo que te permite ver en acción el programa antispyware antes de decidirte a comprar.

Consejo 5: el spyware y las estafas no son los únicos peligros

Al hablar de spyware, hackers y seguridad en Internet, no debemos olvidar que, en la gran mayoría de los casos, las personas con problemas de privacidad en Internet suelen llegar a esos extremos por sus propios medios. Piensa en la cantidad de información personal que has publicado en las redes sociales. Si un ladrón tratase de robar tu identidad y necesitara averiguar el segundo nombre de tu padre, o la escuela a la que acudiste de pequeño —por poner dos ejemplos de preguntas de seguridad frecuentes— debes considerar dónde podría encontrar estos datos. Si te preocupa la privacidad en Internet, debes considerar la posibilidad de mantenerte al margen de sitios de redes sociales, reducir al mínimo la información que publiques en ellos o reforzar al máximo los ajustes de seguridad de dichos sitios.

Lograr un nivel absoluto de privacidad y seguridad en Internet no es cosa fácil, pero si sigues estos consejos, tu nivel de protección aumentará significativamente. Internet cuenta con cientos de millones de usuarios y los ladrones optarán siempre por los objetivos más fáciles. Aquellas personas que se preocupen mínimamente por su seguridad y privacidad y adopten las medidas pertinentes tendrán muchas más posibilidades de que los ladrones los eviten y apuesten por huesos menos duros de roer.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar