Skip to main

Durante la crisis del coronavirus, hemos visto muchos ejemplos de cómo las personas se ayudan mutuamente. Un ejército de voluntarios en todo el mundo se encargó de ayudar a los más vulnerables y a las personas necesitadas. Desafortunadamente, también se presenció un aumento en las estafas de donaciones a caridad, ya que los estafadores buscan aprovechar la crisis para llevar a cabo delitos cibernéticos.

Ya en febrero de 2020, la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos advirtió que "Los estafadores están aprovechando el miedo que rodea al coronavirus. Están estableciendo sitios web para vender productos falsos y utilizando correos electrónicos, mensajes de texto y publicaciones en redes sociales falsos como un engaño para que les den dinero y obtener datos personales". Estas estafas cuestan dinero y evitan que las donaciones lleguen a caridades y causas legítimas.

En este artículo, detallamos las principales estafas y fraudes que suceden durante la pandemia, qué debe levantar sospechas y cómo debe protegerse.

¿Cómo funcionan las estafas de donaciones a caridad durante la pandemia de coronavirus?

Muchas de las estafas que se utilizan no son nuevas, sino ataques cibernéticos clásicos con un nuevo enfoque en cómo se presentan por el coronavirus. Los ataques cibernéticos son intentos maliciosos deliberados de infiltrarse en el sistema de información de una persona u organización para obtener algún tipo de beneficio de la víctima. Los fraudes de donaciones a caridad tienen a estar en una de dos categorías:

  1. Estafas dirigidas al público en general
  2. Estafas dirigidas a los trabajadores de las organizaciones de caridad

Ejemplos de estafas por la pandemia de coronavirus: dirigidas al público en general

  • Organizaciones de caridad falsas o imitaciones de organizaciones existentes: los estafadores se hacen pasar por una organización de caridad para solicitar donaciones fraudulentas. Con frecuencia, eligen un nombre que suena similar a una organización de caridad real y conocida.
  • Estafas de personas necesitadas: los estafadores se hacen pasar por personas afectadas por el coronavirus o dicen actuar en nombre de un amigo o familiar, y piden donaciones. La persona dirá que se encuentra en problemas debido a la crisis. Por ejemplo, puede decir que está enferma o que se ha quedado desamparada en otro país, sin posibilidad de volver a su hogar, y pedirle que le envíe dinero. Por lo general, dicen que es urgente y que no debe divulgarse la información.
  • Estafas de pruebas, vacunas y tratamientos: los estafadores ofrecen kits de pruebas caseras y curas o vacunas "milagrosas", las cuales no existen en realidad. También es posible que estafen a beneficiarios de servicios de seguros de salud al ofrecerles pruebas de Covid-19 como intento para robarles información personal.
  • Cheques del gobierno:los estafadores dicen ser de la Seguridad Social u otro organismo gubernamental y le piden sus datos personales o intentan cobrarle tarifas falsas por obtener una ayuda, o le ofrecen una forma de obtener el dinero procedente de la ayuda estatal antes de tiempo. 
  • Bancos: los delincuentes fingen ser trabajadores de su banco y dicen que corre peligro su cuenta bancaria o su capacidad para obtener dinero en efectivo, y le piden sus datos personales.

Ejemplos de estafas durante la pandemia de coronavirus: dirigidas a los trabajadores de las organizaciones de caridad

  • Phishing. Los estafadores dicen ser parte de una organización legítima que puede ofrecer información para ayudar a organizaciones de caridad locales, como una lista de personas vulnerables en el área. Se invita a la víctima a hacer clic en un enlace para acceder a la información. Esto normalmente lleva a un sitio web falso o se le solicita a la víctima que realice un pago con criptomoneda (como bitcoin).
  • Fraude por cambio de información bancaria. Por ejemplo, un trabajador de una organización de caridad que trabaja desde casa puede recibir un correo electrónico que parece ser de una empresa real que le proporciona servicios a la organización. El mensaje solicita que los pagos futuros se realicen en una cuenta bancaria alternativa, la cual, en realidad, está bajo el control del estafador.
  • Fraude por ventas. Esto puede involucrar la venta en línea de equipos de protección personal importantes a una organización de caridad o de atención sanitaria, que puede incluir mascarillas y guantes. Una vez realizado el pago, no se entregan los productos o los productos no cumplen con los estándares correspondientes. El estado de Nueva York fue recientemente víctima de un fraude por la compra de equipo de protección personal.
Coronavirus online charity fraud

Consejos para los trabajadores de organizaciones de caridad

  • Tenga precaución si va a hacer una compra a nombre de su organización de una empresa o persona que no conozca. Consulte con sus compañeros y compañeras si no está seguro/a.
  • Tenga cuidado si le solicitan que realice cambios en sus datos bancarios o que envíe pagos a una cuenta nueva. Siempre que sea posible, respete los procedimientos de validación de su organización y verifique la autenticidad de los mensajes antes de enviar algún pago o de realizar el proceso para hacer cambios en sus datos bancarios.
  • Dude de las ofertas desconocidas de productos o de otro tipo de apoyo financiero en las que se solicite un pago por adelantado. No se sienta presionado/a para tomar una decisión que pueda ser perjudicial para su organización o sus beneficiarios.
  • Confíe en sus instintos. Si siente que algo no está bien, no siga adelante. Como se suele decir, si parece demasiado bueno para ser cierto… probablemente no lo sea.

¿Qué debe hacer en caso de haber víctima de una estafa por una organización de caridad falsa?

Si cree que ha suministrado los detalles de su cuenta a un estafador, póngase en contacto con su banco o institución financiera de inmediato.

Si usted o su organización fueron víctimas de fraude o de un crimen cibernético, puede reportarlo también a las organizaciones relevantes en su país:

Comunicar los fraudes de caridad ayuda a advertir a los demás sobre las estafas actuales y permite que las agencias correspondientes controlen las tendencias e interrumpir las estafas cuando sea posible. Es útil incluir detalles del contacto del estafador que recibió, como el correo electrónico o una captura de pantalla. Considere también utilizar una solución antimalware para ayudarle a protegerse frente a las amenazas. Por ejemplo, Kaspersky’s Internet Security ofrece protección avanzada contra ransomware y está disponible para la mayoría de los sistemas operativos.

Es importante mantenerse alerta debido a la existencia de los fraudes y estafas durante la pandemia de coronavirus. No obstante, esto no debe impedir que done a causas realmente buenas durante la crisis. Las organizaciones de caridad realizan un trabajo importante al ayudar a las personas que más lo necesitan. Simplemente debe asegurarse de que dona a organizaciones legítimas y no a delincuentes cibernéticos que intentan aprovecharse de la situación.

Artículos relacionados:

Estafas de donaciones a caridad por la pandemia de coronavirus: lo que debe saber y cómo debe protegerse

La pandemia de coronavirus ha producido un aumento en las estafas por caridad, ya que los estafadores buscan aprovecharse de la situación. Hablaremos de algunas estafas durante la pandemia de Covid-19 que debe tener en cuenta y sobre cómo protegerse.
Kaspersky Logo