content/es-es/images/repository/isc/2020/9910/how-a-vpn-can-help-hide-your-search-history-1.jpg

¿Son realmente seguras la navegación privada y las VPN?

Tanto si diriges un negocio o te conectas por tu cuenta, probablemente sabrás que navegar por la web puede exponerte y a tu organización a todo tipo de riesgos.

Al conectarte a Internet, te expones a ti mismo y a tu empresa a piratas informáticos y ladrones, que podrían robar cualquier cosa, desde información personal e historial de navegación web, hasta datos de pago.

Entonces, cuando se trata de protegerse a uno mismo y a su negocio online, es posible que hayas investigado sobre navegación privada o que hayas elegido una VPN. ¿Pero cuál de estas soluciones es la adecuada para ti?

¿Qué es la navegación privada y cómo se usa

La navegación privada es una característica integrada en muchos navegadores web modernos. Muchos de los principales navegadores web la incluyen y generalmente es de fácil acceso a través del menú Archivo. Por ejemplo:

  • Google Chrome tiene el modo de incógnito.
  • Microsoft Edge ofrece navegación InPrivate.
  • Safari cuenta con navegación privada.
  • Firefox cuenta con navegación privada.
  • Opera dispone de pestañas privadas

En pocas palabras, la navegación privada es un método de navegación en el que el navegador no guarda el historial de navegación, el historial de búsqueda o datos locales, como las cookies.

¿Es la navegación privada realmente privada?

Si bien la navegación privada permite evitar que el navegador almacene información en el dispositivo u ordenador local, la información no deja necesariamente de compartirse entre tu ordenador y tu proveedor de servicios de Internet (ISP).

También es posible que terceros detecten rastros de actividad relacionados con sesiones de navegación privadas, que a su vez pueden utilizarse para aprovechar vías de acceso al sistema operativo.

¿Qué nivel de seguridad ofrece la navegación privada?

Muchas personas creen que la navegación privada los mantiene a salvo de virus, malware y ataques de hackers, y que debido a que los datos locales no se almacenan, los protege de fraudes y robos al introducir, por ejemplo, datos financieros o contraseñas. Pero, desafortunadamente, no es así.

Debido a que la navegación privada se basa en una dirección de protocolo de Internet (IP) suministrada por su proveedor de servicios de Internet (ISP), sigue siendo posible que terceros detecten su sesión de navegación y aprovechen fallos existentes. Además, los errores de software, las API HTML5 e incluso las extensiones del navegador han sido el origen de filtraciones accidentales y han permitido que terceros accedan al historial de búsqueda y navegación a través de la navegación privada.

La única forma de proteger realmente tu historial de búsqueda y navegación por Internet junto con los datos del historial es mediante el uso de una VPN.

¿Qué es una VPN?

VPN significa «red privada virtual».

Las VPN cifran tu tráfico de Internet y la identidad online, lo que dificulta que terceros intervengan y roben tus datos.

¿De qué elementos oculta una VPN tu historial?

Por lo general, cuando te conectas, es el proveedor de servicios de Internet (ISP) quien proporciona la conexión. Te rastrea mediante una dirección IP. Tu tráfico web pasa por los servidores del ISP: pueden iniciar sesión y ver todo lo que haces en línea.

Tu ISP puede parecer de confianza, pero podría estar entregando tu historial de navegación a anunciantes, la policía, el gobierno u otras partes. Tu ISP también está expuesto a ataques: si resulta pirateado, tus datos personales y privados podrían verse comprometidos.

Conviene tener esto en cuenta, especialmente si te conectas habitualmente a redes Wi-Fi públicas. Nunca se sabe quién podría estar pendiente de tu tráfico de Internet desde el otro lado y qué podrían robar: contraseñas, datos personales, datos de pago, incluso tu identidad completa.

Uso de VPN con Wi-Fi públicas

¿Cómo funciona una VPN?

Una VPN enmascara su dirección IP redirigiéndola a través de un servidor remoto especialmente configurado que gestiona el host de la VPN. Cuando navega online a través de una VPN, el servidor de esta se convierte en el origen de sus datos. Esto hace que sea imposible para su ISP o cualquier otro tercero ver qué sitios web visita o los datos que introduce. Una VPN funciona como un filtro que hace que todos los datos que envía y recibe sean completamente ininteligibles. Incluso si alguien tuviera en sus manos estos datos, serían inútiles.

¿Qué debe hacer una buena VPN?

Puede confiar en su VPN para cumplir una o varias tareas. La VPN en sí misma también debe ser segura contra riesgos.

Estas son las cualidades que deben esperarse de cualquier solución VPN completa:

Cifrado de dirección IP

La primera y más esencial tarea de la VPN es mantener su dirección IP oculta de su proveedor de servicios de Internet y otros terceros. Esto permite enviar y recibir información online sin riesgo de que nadie lo vea excepto el usuario y el proveedor de la VPN.

Cifrado de los registros

Una VPN también debe evitar dejar rastro, por ejemplo, en forma de historial de Internet, historial de búsqueda y cookies. El cifrado de cookies es especialmente importante, ya que evita que terceros vean información confidencial como datos personales, datos financieros y cualquier otro contenido enviado a sitios web que no deseas que forme un rastro hacia ti.

Interruptor de emergencia

Si la conexión VPN deja de funcionar súbitamente, la seguridad de la conexión también desaparece. Una buena VPN debe detectar esta repentina inactividad y cerrar los programas preseleccionados, reduciendo así la posibilidad de exposición de los datos.

Autenticación multiautor

Una VPN robusta debe verificar a cualquiera que intente iniciar sesión a través de una amplia gama de tipos de autenticación. Por ejemplo, te puede solicitar que introduzcas una contraseña y, a continuación, un código enviado a tu dispositivo móvil. Esto dificulta que terceros no deseados accedan a tu conexión segura.

Uso de VPN en un portátil para proteger la privacidad

La historia de las VPN

Desde que las personas comenzaron a utilizar Internet, ha habido un movimiento para proteger y cifrar los datos de navegación. El Departamento de Defensa de EE. UU. participó en proyectos para codificar los datos de comunicación de Internet desde la década de 1960.

Precursores de las VPN

Sus esfuerzos llevaron a la creación de ARPANET (Red de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados), una red de conmutación de paquetes, que a su vez condujo al desarrollo del protocolo de control de transferencias/protocolo de Internet (TCP/IP).

El TCP/IP tenía cuatro capas: enlace, Internet, transporte y aplicación. La capa de Internet era donde las redes y dispositivos locales podían conectarse a la red universal; también era donde el riesgo de exposición se hacía evidente.

En 1993, un equipo de la Universidad de Columbia y AT&T Bell Labs logró crear la primera iteración de la VPN moderna, que se llamó swIPe: protocolo de cifrado IP de software.

Al año siguiente, Wei Xu desarrolló la red IPsec, un protocolo de seguridad de Internet que autentica y cifra los paquetes de información compartidos online. Y luego, en 1996, el empleado de Microsoft Gurdeep Singh-Pall creó un protocolo de túnel de punto a punto, o PPTP.

Primeras VPN

Al mismo tiempo que Singh-Pall estaba desarrollando PPTP, Internet comenzó a ser más popular y surgió la necesidad de sistemas de seguridad sofisticados listos para el consumidor.

Si bien el software antivirus en ese momento era efectivo para evitar que malware y spyware infectaran un sistema informático, las personas y las empresas también exigían un software de cifrado que pudiera ocultar su historial de navegación en Internet.

Las primeras VPN iniciaron su andanza a principios de la década de 2000, pero generalmente solo las usaban las empresas. Sin embargo, después de una serie de infracciones de seguridad de alto nivel, en concreto a principios de la década de 2010, los consumidores comenzaron a buscar sus propias VPN privadas.

En la actualidad

Según GlobalWebIndex, entre 2016 y 2018, el número de usuarios de VPN en todo el mundo aumentó más del cuádruple. En países como Tailandia, Indonesia y China, donde el uso de Internet está restringido y censurado, hasta uno de cada cinco usuarios de Internet utiliza VPN.

Mientras tanto, en EE. UU., Reino Unido y Alemania, el porcentaje de usuarios de VPN es inferior, pero no insignificante, alrededor del 5 %.

Uno de los principales impulsores de la adopción de VPN en los últimos años ha sido la creciente demanda de usuarios para acceder a contenido georrestringido. Por ejemplo, los servicios de transmisión de video como Netflix, Hulu y YouTube hacen que ciertos vídeos solo estén disponibles en determinados países. Las VPN modernas permiten cifrar la IP para que parezca que se está navegando desde otro país, lo que permite a los usuarios acceder a este contenido desde cualquier lugar.

Cómo mantenerse protegido con una VPN

Una VPN funciona cifrando la presencia online. El único modo de acceder al cifrado es con una clave. Solo tu ordenador y la VPN conocen esta clave, por lo que es imposible que tu ISP sepa dónde estás navegando.

Las diferentes VPN utilizan diferentes procesos de cifrado, pero en general funciona en tres fases:

  1. Una vez online, inicia su VPN. La VPN actúa como túnel seguro entre el usuario e Internet: tu ISP y otras terceras partes no pueden ver este túnel.
  2. Tu dispositivo ahora se encuentra en la red local de la VPN, y tu dirección IP se puede cambiar a una de las direcciones IP proporcionadas por los servidores de la VPN.
  3. Ahora puedes navegar por Internet como desees, ya que la VPN protege todos tus datos personales.

¿Cuáles son los diferentes tipos de VPN?

Hay muchos tipos diferentes de VPN, pero definitivamente debes estar familiarizado con los tres tipos principales:

VPN de acceso remoto

Las VPN de acceso remoto funcionan conectando al usuario a un servidor remoto. Esto permite la conexión a una red privada.

La mayoría de las VPN comerciales funcionan sobre esta base. El servidor remoto es la red propia de la VPN. Los principales beneficios de una VPN de acceso remoto son que son rápidas y fáciles de configurar y conectar, cifran de forma segura los datos de navegación online y permiten cambiar las direcciones IP para acceder a contenido georrestringido.

Esto las hace idóneas para un uso personal, aunque es posible que no satisfagan las complejas necesidades de las grandes empresas.

VPN de sitio a sitio

Una VPN de sitio a sitio es básicamente una red privada destinada a disfrazar intranets privadas mientras permite a los usuarios de esas redes seguras acceder a los recursos de los demás.

Una VPN de sitio a sitio es útil si se cuenta con varias ubicaciones en la empresa, cada una con su propia red de área local (LAN) conectada a la red de área extensa (WAN), o si existen dos intranets separadas entre las que es necesario compartir archivos sin permitir explícitamente que los usuarios de una intranet accedan a la otra.

Las VPN de sitio a sitio se utilizan principalmente en grandes empresas. Son complejas de implementar y no ofrecen la misma flexibilidad que las VPN de acceso remoto, pero son la forma más efectiva de asegurar las comunicaciones dentro de y entre grandes departamentos.

VPN de cliente a proveedor

Con esta forma de VPN, el usuario no está conectado a Internet a través de su propio ISP, sino que se conecta directamente a través de su proveedor de VPN.

Básicamente, permite eliminar la fase de túnel del recorrido de la VPN. De este modo, en lugar de usar la VPN para crear un túnel de cifrado para disfrazar la conexión a Internet ya existente, la VPN puede cifrar los datos automáticamente antes de entregarlos al usuario.

Esta es una forma cada vez más común de VPN que está resultando especialmente útil para los proveedores de Wi-Fi públicas no seguras. Evita que accedan terceros y comprometan la conexión de red, cifrando los datos hasta el proveedor.

También evita que los ISP accedan a los datos que se han dejado sin cifrar por cualquier motivo y evita cualquier restricción impuesta al acceso a Internet del usuario (por ejemplo, si el gobierno de un país restringe el acceso a Internet).

¿Cómo instalar una VPN en mi sistema?

Antes de instalar una VPN, es importante estar familiarizado con las diferentes formas de implementarlas.

Cliente VPN independiente

Los clientes VPN independientes requieren instalación de software. Este software se configura de modo que coincida con los requisitos del punto final. Al establecer la VPN, el punto final ejecuta la conexión VPN y se conecta al otro punto final, estableciendo el túnel de cifrado.

Este es el tipo de implementación típica para hogares y pequeñas empresas.

Extensiones de navegador

Las extensiones de VPN se pueden agregar a la mayoría de los navegadores web, como Google Chrome y Firefox. Algunos navegadores, incluido Opera, incluso incorporan sus propias extensiones de VPN.

Las extensiones facilitan a los usuarios activar, desactivar y configurar rápidamente su VPN mientras navegan por Internet, aunque la conexión VPN solo se aplica a la información compartida en ese navegador. El uso de otros navegadores y otros usos de Internet que no sean navegadores (por ejemplo, juegos online) pueden no estar cifrados por la VPN.

Si bien no son tan completas como los clientes independientes, las extensiones de navegador pueden ser una opción adecuada para usuarios ocasionales de Internet que desean un nivel adicional de seguridad en Internet. No obstante, han demostrado ser más susceptibles a infracciones. También se recomienda a los usuarios que elijan una extensión fiable, ya que existe la posibilidad de que los recolectores de datos intenten usar extensiones VPN falsas.

Router VPN

En caso de contar con varios dispositivos conectados a la misma conexión a Internet, puede resultar más fácil implementar la VPN directamente en el router en lugar de instalar una VPN por separado en cada dispositivo.

Los routers VPN son especialmente útiles para proteger dispositivos conectados a Internet que no son fáciles de configurar, como los televisores inteligentes. Incluso pueden ayudar a acceder a contenido georrestringido desde sistemas de entretenimiento doméstico. Son fáciles de instalar, ofrecen seguridad y privacidad siempre activas y evitan los riesgos que pueden presentarse cuando algún dispositivo no seguro inicia sesión en tu red.

Sin embargo, pueden resultar más difíciles de administrar si no cuentan con su propia interfaz de usuario, lo que podría hacer que bloqueen las conexiones entrantes.

Qué es un router VPN

VPN corporativa

Como solución personalizada que requiere creación y soporte personalizados, una VPN corporativa generalmente solo se utiliza en entornos corporativos de nivel empresarial y, por lo general, es diseñada a medida por el equipo de TI. La ventaja clave de una VPN corporativa son las conexiones seguras totales a la intranet y al servidor de la empresa, incluidos los empleados que trabajan desde fuera de las instalaciones mediante su propia conexión a Internet.

¿Puedo descargar una VPN para mi iPhone/Android u otros dispositivos?

Sí, hay varias opciones de VPN disponibles para dispositivos móviles y otros dispositivos conectados a Internet. Una VPN podría ser esencial para tu dispositivo móvil si la usas para almacenar información de pago u otros datos personales, o si usas aplicaciones conectadas a Internet para, por ejemplo, redes sociales, juegos de azar, transferencias de dinero o incluso navegar por Internet. Muchos proveedores de VPN también ofrecen soluciones móviles, muchas de las cuales se pueden descargar directamente desde Google Play o Apple App Store.

¿Son las VPN realmente tan seguras?

Es importante recordar que las VPN no funcionan de la misma manera que el software antivirus completo. Aunque protegen la IP y cifran su historial de Internet, eso es todo lo que pueden hacer. No te mantienen protegido, por ejemplo, si visitas sitios web de phishing o descargas archivos comprometidos.

Al utilizar una VPN, aún existe el riesgo de:

  • Troyanos
  • Bots
  • Malware
  • Spyware
  • Virus

Si alguno de estos elementos llega a tu sistema, podrían dañar el dispositivo independientemente de si utilizas VPN. Por tanto, es esencial utilizar una VPN junto con un software antivirus completo para garantizar la máxima seguridad.

Elegir un proveedor de VPN seguro

Además, es esencial elegir un proveedor de VPN fiable.

Si bien tu ISP no podrá ver tu tráfico de Internet, tu proveedor de VPN sí lo hará. Por tanto, si el proveedor de VPN está comprometido, también lo estás tú.

Por ello es esencial elegir un proveedor de VPN de confianza tanto para compartir tus datos de navegación por Internet como para mantener el más alto nivel de seguridad.

Cómo protege una VPN tu privacidad en línea

Preguntas frecuentes sobre VPN

¿Ralentizan las VPN mi conexión a Internet

No, una VPN debe conectarse a tu red Wi-Fi existente sin conflictos. La VPN solo debe afectar tu conexión de red virtual y no la conexión real mediante línea telefónica o digital. Por tanto, seguirás conectado a tu red original, aunque parecerá que estás ejecutando tu propia red. Por tanto, tu conexión a Internet debería seguir ofreciendo su velocidad habitual.

¿Es difícil configurar una VPN?

Se recomienda encontrar una VPN que resulte bastante fácil de instalar. Si vas a instalar una solución VPN independiente como programa de software, debe incluir un cliente de instalación. Si estás descargando tu VPN como extensión web, es posible que ni siquiera sea necesario un cliente; la VPN debe conectarse al navegador web al instante.

Si utilizas un router VPN, la complejidad de la instalación puede variar, pero la mayoría funciona de inmediato.

Si estás implementando una VPN corporativa u otra solución VPN a escala, es posible que la instalación sea más difícil, lo que a su vez representa el nivel de complejidad que estás administrando. Pero recuerda, si eres un usuario privado, un cliente VPN independiente debería ser suficiente.

¿Es complicado ejecutar y administrar VPN?

La mayoría de las VPN independientes son muy fáciles de ejecutar. La mayoría funciona con unas pocas entradas, generalmente un interruptor de encendido/apagado y un selector de país para elegir la IP de un país que se desea usar. Las VPN corporativas pueden ser un poco más complejas, lo que a su vez representa el nivel de complejidad de tu organización.

¿Puedo usar una VPN para ver Netflix, Hulu, YouTube u otros contenidos de transmisión desde otro país?

En la mayoría de los casos, sí. Los sitios web de transmisión como Netflix y Hulu bloquean geográficamente parte de su contenido a ciertos países. Sin embargo, el bloqueo geográfico simplemente se limita a las direcciones IP asociadas a dicho país.

Muchas VPN permiten elegir desde qué país ejecutar la dirección IP. Por lo general, esto es tan simple y sencillo como seleccionar en un menú desplegable el país desde el que desea navegar.

¿Cómo sé si mi VPN se encuentra activa?

Una vez que se realiza la conexión, la VPN está funcionando. Si utilizas una VPN independiente, la aplicación debe proporcionar análisis en vivo, lo que indica si la conexión VPN está activa o no. Presta atención a esta aplicación, ya que no querrás que te pillen desconectado de tu VPN accidentalmente.

¿Cuánto cuesta una VPN? ¿Hay opciones gratuitas disponibles?

Cada proveedor de VPN establece su precio. Por lo general, se paga mensualmente. Hay VPN gratuitas, pero por lo general no son tan seguras ni completas como las opciones de pago. También debes asegurarte de elegir un proveedor de VPN de confianza y que haya invertido en las soluciones más seguras. Recuerda, si tu proveedor de VPN se ve comprometido, tú también lo estarás.

¿Qué sucede si se presentan riesgos de seguridad u otros problemas con mi VPN?

Por eso es importante elegir un proveedor de VPN de confianza. Si experimentas un tiempo de inactividad de la VPN o tienes problemas para usar o administrar la conexión VPN, es posible que necesites ayuda o soporte técnico del proveedor de VPN, ya sea online o por teléfono, las 24 horas del día.

Elige Kaspersky Secure Connection como VPN

Kaspersky VPN Secure Connection ofrece el más alto nivel de seguridad y anonimato en línea, ayudando a protegerte, a tu familia y tu negocio contras las fugas de datos no deseadas o la interferencia de terceros en la navegación.

Protege tu privacidad y tus datos siempre que estés online, ofreciendo libertad para navegar, socializar, streaming, citas, compras y más. Intercambia los datos que quieras, con la seguridad de que Kaspersky VPN Secure Connection protege tu anonimato en línea. Kaspersky VPN Secure Connection también ayuda a estar protegido al utilizar Wi-Fi públicas, y puedes configurarlo en diferentes países para acceder a contenidos georrestringidos.

Descubre el poder de la protección: prueba Kaspersky Secure Connection.

Artículos relacionados:

¿Cómo puede ayudar una VPN a ocultar el historial de búsqueda y es realmente segura la navegación privada?

¿Quieres mantenerte seguro en internet? Profundizamos en cómo funcionan las VPN (redes privadas virtuales) y cómo te ayudan a mantenerte seguro online.
Kaspersky Logo