<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=5DiPo1IWhd1070" style="display:none" height="1" width="1" alt=""/>

Hay muchos elementos de software que están disponibles como programas freeware o shareware, es decir, que no tienes que pagar para utilizarlos. Sin embargo, es posible que tengas que aceptar instalar en tu ordenador lo que se conoce como "adware", que muestra publicidad y recopila datos de los sitios web que visitas. Pero, para eliminar esos anuncios, no siempre basta con eliminar el freeware o pagar el coste correspondiente por registrarlo. En este caso, se convierten en malware algo parecido a un virus.

¿Qué riesgos conlleva el adware?


El adware no representa un gran riesgo; en pequeñas cantidades, no reduce el rendimiento de tu ordenador. Además, si has consentido instalarlo, los anuncios que se generan pueden incluso ser de productos de tu interés. Pero, por otra parte, la mayoría de estos programas no vienen con una opción de desinstalación y, si visitas un sitio web que no sea de confianza, el adware puede instalarse en tu ordenador sin que puedas darte cuenta, utilizando una vulnerabilidad del navegador web. Esto significa que puedes acabar con programas ocultos en tu ordenador que son difíciles de eliminar y que observan todo lo que haces. Afortunadamente, hay una solución.

Los antivirus "gratuitos": un círculo vicioso

 
Es muy tentador evitar pagar por una opción de software antivirus y, en su lugar, utilizar una protección antivirus gratuita online. Lamentablemente, estos productos gratuitos pueden contener el mismo tipo de adware que intentas evitar, aunque oculto bajo la apariencia de una oferta de seguridad en Internet legítima. En lugar de utilizar este tipo de solución shareware, considera utilizar una versión de prueba gratuita de un antivirus de un experto en seguridad reconocido. Esto te proporciona todas las ventajas de una marca de confianza en materia de seguridad online sin arriesgarte a exponerte a programas de anuncios no deseados y sin coste alguno. Durante un periodo determinado, normalmente de 30 días, tendrás acceso a la detección de amenazas emergentes, identificación de sitios web sospechosos y protección antimalware. Y, si al mes no estás satisfecho con los resultados, solo tienes que desinstalar el programa, mientras tu bolsillo sigue intacto.

Lista de exclusión


Existe otro problema con las soluciones antivirus "gratuitas". Aunque te informan del adware instalado en tu ordenador, la mayoría de estas soluciones no pueden distinguir entre los programas que has autorizado y los que no reconoces. Las soluciones más modernas de los líderes del mercado en materia de seguridad proporcionan la capacidad de crear una lista de adware autorizado en tu equipo para después aislar y eliminar los programas no deseados. En lugar de eliminar todos los programas de anuncios de un ordenador, incluidos los que son necesarios para que funcionen algunas instalaciones de freeware, las soluciones de protección más sofisticadas detectan que algunos programas están incluidos en un "área gris" en la que la elección del usuario es un elemento esencial.


No todo el adware es "badware" o software malicioso. Mantén tu ordenador protegido y tus permisos intactos con una versión de prueba gratuita de un software antivirus de gran calidad y evita caer en el círculo vicioso del freeware.

Otros artículos y enlaces relacionados con el adware

Popularidad del malware

¿Qué es el adware?

Software Kaspersky Anti-Virus