Malware, abreviatura de "malicious software" (software malicioso), se refiere a un tipo de programa informático diseñado para infectar el ordenador de un usuario legítimo e infligir daño en este de varias formas. El malware puede infectar ordenadores y dispositivos de varias maneras, y adopta a su vez varias formas, entre las cuales se incluyen virus, gusanos, troyanos, spyware y mucho más. Es vital que todos los usuarios sepan cómo reconocer el malware y protegerse de él en todas sus formas.

Por lo tanto, ¿qué es el malware? Puede presentarse en una amplia variedad de formas. Los virus informáticos son, probablemente, el tipo de malware más conocido, y se llaman "virus" porque se propagan realizando copias de sí mismos. Los gusanos tienen unas características similares. Otros tipos de malware, como el spyware, se denominan en función de lo que hacen: en el caso del spyware, transmite información personal, como números de tarjetas de crédito.

Un negocio criminal

Después de formular la pregunta "¿Qué es el malware?", la siguiente es: "¿Quién lo crea y por qué?" Hace ya tiempo que quedó atrás la época en la que la mayoría de malware lo creaban adolescentes bromistas. Hoy en día, el malware está diseñado sobre todo por y para criminales profesionales.

Estos criminales pueden utilizar un amplio abanico de sofisticadas tácticas. En algunos casos, tal como indica el sitio de tecnología Public CIO, los cibercriminales incluso "bloquean" los datos del ordenador para imposibilitar el acceso a dicha información y luego exigen un rescate a los usuarios para que puedan recuperar sus datos.

No obstante, el principal riesgo que suponen los cibercriminales para los usuarios que usan el ordenador con frecuencia es el robo de datos bancarios online, como contraseñas e información de cuentas bancarias y de tarjetas de crédito. Los hackers criminales que roban esta información pueden luego utilizarla para vaciar tu cuenta o presentar facturas de tarjetas de crédito fraudulentas en tu nombre. O bien pueden vender tu información de la cuenta en el mercado negro, donde esta información confidencial se vende a un buen precio.

Protección frente al malware

Ahora llegamos a la pregunta más importante de todas: "¿cómo me aseguro de que mi ordenador o mi red están libres de malware?"

La respuesta incluye dos aspectos: la vigilancia personal y las herramientas de protección. El correo electrónico es uno de los métodos más populares para propagar malware, que puede disfrazarse para parecer que proviene de una empresa familiar, como un banco, o un correo electrónico personal de un amigo.

Desconfía de los correos electrónicos en los que se te solicita que proporciones contraseñas. O bien correos electrónicos que parecen ser de amigos, pero que solo contienen un mensaje como "mira este sitio web" seguido de un enlace.

La vigilancia personal es el primer nivel de protección contra el malware, pero solo tener cuidado no es suficiente. Como la seguridad empresarial no es perfecta, incluso las descargas de sitios legítimos a veces pueden tener malware adjunto. Lo que significa que incluso los usuarios más prudentes están en riesgo, a menos que se tomen medidas adicionales.

¿Qué es la protección frente al malware?

La seguridad frente al malware proporciona ese segundo nivel de protección crucial para tu ordenador o red. Un robusto paquete de un buen software antivirus es el componente principal de las defensas tecnológicas que todo sistema informático personal y empresarial debería tener.

Una protección antivirus bien diseñada tiene varias características. Comprueba todos los programas que se descargan para asegurarse de que no contienen malware. Analiza el ordenador periódicamente para detectar y eliminar el malware que se haya podido filtrar. Se actualiza con regularidad para detectar las amenazas más recientes.

Una buena protección antivirus puede incluso detectar amenazas de malware desconocidas y alertarte de ellas en función de características técnicas (como el intento de "ocultarse" en un ordenador) que son propias del malware. Además, un software antivirus sólido puede detectar sitios web sospechosos y alertarte de ellos; en especial, sitios web de "phishing", una técnica que engaña a los usuarios para que proporcionen sus contraseñas o números de cuenta.

Por último, la protección frente al malware tiene que ser intuitiva. Un software antivirus eficaz tiene que ser fácil de descargar e instalar para que no haya que tener un doctorado en informática para poder utilizarlo. Busca soluciones de software antivirus que tengan las características señaladas anteriormente e instálalas.

Una protección contra malware sólida protege específicamente tus finanzas. Estas herramientas mantienen a salvo tu información de la cuenta y también pueden proporcionar herramientas de gestión de contraseñas a fin de que la frustración que producen las contraseñas olvidadas no te lleven a omitir este componente esencial de la protección.

Ninguna solución de protección es absoluta, pero si además de ser consciente de los riegos utilizas herramientas de protección bien diseñadas, tu ordenador disfrutará de la mayor seguridad posible.

Otros artículos y enlaces relacionados con la protección contra malware

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar