Configurar y ejecutar correctamente un análisis de virus en el equipo es una de las mejores defensas con las que comenzar para mantener el sistema libre de software malicioso. En estos días en los que las amenazas de malware están muy extendidas (virus de correo electrónico y sitios web dudosos que pueden infectar su equipo), un buen método de defensa comienza con la selección de una solución antivirus para el equipo y con conocer cómo obtener el mayor provecho posible.

Qué hace un análisis de virus

Un buen producto antivirus dispone de herramientas que te ayudarán a programar una hora para realizar un análisis de virus automáticamente y de forma regular. Supervisará el sistema y comprobará la existencia de virus introducidos mediante archivos adjuntos de correo electrónico o a través del navegador, como cuando se hace clic en enlaces de descarga. Creará informes de registro que te proporcionarán información acerca de lo que se ha encontrado y, si es posible, intentará reparar cualquier daño que el virus haya ocasionado. Un producto de protección antivirus completo descargará e instalará automáticamente las últimas definiciones de virus antes de iniciar un análisis, lo que te protege de todas las amenazas en Internet conocidas en la actualidad. Esta protección proactiva ayuda a reconocer comportamientos maliciosos que podrían infectar el equipo, y los neutraliza desde el primer momento.

Consejos para ejecutar un análisis de virus

Uno de los problemas actuales relacionados con el malware es su persistencia. Antiguamente, los virus informáticos y el malware tenían lugar una única vez, en el sentido de que se descubrían, se limpiaban y habías terminado con ellos. Hoy en día el malware es persistente, capaz de ocultarse en los registros o los servicios de inicio, y puede volver a infectar el equipo cuando se reinicia si el malware no se erradica por completo. Por lo tanto, parte de la ejecución de un análisis es estar preparado para dar con el malware persistente y conocer la mejor manera de luchar contra él. Teniendo esto presente, a continuación encontrarás algunos consejos a tener en cuenta:

  • Empieza por hacer copias de seguridad de los archivos del equipo. Ejecutar de manera regular una copia de seguridad programada es una buena práctica para que, en caso de que encuentres un virus especialmente destructivo, puedas tener una buena base a la que retroceder. Dicho esto, siempre deberías limpiar los archivos de la copia de seguridad mediante la ejecución de un análisis antivirus antes de restaurar cualquier archivo.
  • Si estás evaluando distintas opciones antivirus, puedes empezar por descargar una versión de prueba gratuita de un software antivirus. Una versión de prueba gratuita puede darte el tiempo suficiente para familiarizarte con las herramientas y el nivel de protección ofrecido por el producto.
  • Antes de la instalación, ejecuta un análisis crítico de los componentes principales del sistema, como el registro y los servicios de inicio. Si se encuentra algún problema, sigue todos los pasos para eliminarlo completamente antes de intentar completar la instalación del software antivirus. Si el equipo ya ha sido vulnerado, no se podrán instalar o actualizar muchos productos antivirus hasta que el malware se haya eliminado por completo. Los mejores programas analizan los componentes críticos del sistema en el momento de la descarga inicial y eliminan cualquier malware antes de la instalación del software.
  • Si la seguridad de tu equipo se ha visto afectada, deberás estar preparado para desactivar la conexión a Internet. Así se evitará que cualquier malware presente en el equipo se comunique con un sistema remoto que podría afectar aún más al equipo.
  • Una vez que el sistema esté libre de riesgos e impecable, instala por completo el software antivirus que hayas escogido. Comprueba que se hayan descargado todas las actualizaciones de seguridad y ejecuta un análisis de virus exhaustivo. Se analizarán las unidades de disco duro, los soportes extraíbles, la memoria del sistema, el correo electrónico, etc. en busca de virus.
  • Antes de restaurar los datos a partir de una copia de seguridad, límpialos antes mediante la ejecución de un análisis de virus.
  • Asegúrate de gestionar la configuración. No te detengas en un único análisis completo: configura futuros análisis de virus automáticos. Es importante mantener un programa de análisis rutinarios para garantizar que el equipo está siempre protegido.
  • Revisa periódicamente los informes de los análisis. No es difícil saltarse la lectura de los resultados de un análisis, pero los informes son una buena fuente de información sobre la vulnerabilidad y los virus. Sigue las instrucciones indicadas para el tratamiento o la eliminación de elementos en cuarentena.

Si se mantiene el equipo protegido contra virus y malware se preservará la integridad del sistema y se evitará infectar a otros sistemas de manera no intencionada. Una buena solución antivirus es el precio a pagar para proteger lo que has invertido en el equipo.

Otros artículos y enlaces relacionados con la seguridad en Internet