Teniendo en cuenta el creciente nivel de actividad de los cibecriminales y el lanzamiento continuo de software malicioso nuevo y cada vez más sofisticado, resulta esencial que la solución antivirus que elijas sea actualizada de forma regular por el proveedor de productos antivirus. Sin actualizaciones regulares y frecuentes del antivirus, es poco probable que la solución que selecciones pueda reaccionar rápidamente al lanzamiento de malware nuevo.

Más malware equivale a más actualizaciones del antivirus

Hace algunos años, cuando la mayoría de los programas maliciosos eran desarrollados por estudiantes o jóvenes que realmente no pretendían dañar los ordenadores, ni robar dinero ni publicar el malware que desarrollaban, no era necesario protegerse frente a nuevos virus informáticos y troyanos.. En su lugar, la protección solo era necesaria para los relativamente pocos elementos de malware que se lanzaban. Asimismo, muchos de estos programas maliciosos no representaban riesgos importantes.

En la actualidad, el panorama ha cambiado completamente:

  • Las investigaciones de Kaspersky Lab demuestran que más del 75 % del software malicioso es desarrollado por cibecriminales cuyo objetivo es infectar un gran número de ordenadores.
  • Cada día se desarrollan cientos de virus informáticos y troyanos nuevos.
  • Por desgracia, en muchos casos los proveedores de productos antivirus no distribuyen actualizaciones de seguridad hasta que no se ha infectado un número importante de usuarios.

Las infecciones de malware se expanden rápidamente

Todo este aumento de actividad cibercriminal se traduce en el aumento de la probabilidad de ser víctima de una ciberamenaza:

  • Tu ordenador puede estar infectado por malware delictivo como resultado de navegar por Internet.
  • Los gusanos informáticos pueden propagarse rápidamente hasta infectar millones de ordenadores.
  • Como Internet es un entorno en constante evolución, tu proveedor de antivirus debe publicar actualizaciones casi instantáneas para combatir los últimos virus informáticos y troyanos descubiertos.