Para muchos desarrolladores de virus informáticos y cibecriminales, el objetivo es propagar su virus, gusano o virus troyano entre el mayor número posible de ordenadores o teléfonos móviles con el fin de aumentar al máximo la difusión del malware. Existen tres formas principales de conseguirlo:

Además, el creador de malware a menudo tomará las medidas necesarias para evitar que la infección sea detectada por los programas antivirus.

Obtén más información en los artículos siguientes:

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestros sitios web. Al utilizar y seguir navegando por este sitio web, aceptas las cookies. Haz clic en "más información" para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web

Aceptar y cerrar